El poder del lunes para ordenar tus finanzas

Es lunes en la mañana. Día de volver al trabajo. Revisas tu billetera y apenas hay dentro unos cuántos billetes. ¿Sobrevivirás esta semana? No lo creo. Buscas en los bolsillos de tus pantalones guardados. Nada. Debajo del colchón. Entre la ropa sucia acumulada. Nada. Es ahí cuando te percatas que tus finanzas andan muy desequilibradas. ¿Qué hacer para no llegar a la bancarrota personal?

  1. Elimina un lujo

Los lunes levántate media hora antes. El tiempo suficiente como para analizar tus finanzas. Si el dinero que ganas no te alcanza, debes asumir algunas medidas urgentes. Como la de eliminar un lujo de tu vida durante esta semana. “Pero, si yo no tengo lujos”, dirás. Los tienes, créeme. Desde el café que consumes en esa cafetería costosa. ¿Qué tal si esta semana te comprometes a tomar café en casa? Tu economía te lo agradecerá.

  1. Llama a quienes te deben

Por supuesto, si los tienes. Un lunes es el día perfecto para hacerlo. Así generas el compromiso de quien te debe para pagarte al acabar la semana. ¿Cómo hacerlo? Manteniendo una conversación agradable con el deudor y formulando diferentes métodos de pago, accesibles a su bolsillo. Si no tienes deudores, aprovecha el tiempo para hacer el presupuesto de esta semana.

  1. Reduce el valor de un ítem de tu presupuesto

Acabas de sacar cuentas y te percatas que hay un ítem en tu presupuesto que ha venido incrementándose en valor notablemente durante los últimos meses. Ahora entiendes por qué te falta dinero. Quizás sea el momento oportuno de cambiar de vendedor. O de adquirir un producto alternativo. O de comprar ese producto al por mayor, para reducir tus gastos a mediano y largo plazo. Un solo ítem por semana, recuerda, no es el fin del mundo.

  1. Ahorra de a pocos

Los lunes son de los pocos días que hay escasa gente en los bancos (salvo que se trate de un lunes de fin de mes). Es, por tanto, el momento adecuado para ir a tu banco o caja preferida a guardar el dinero que te ha sobrado la semana anterior. Sí, porque no es nada bueno tener el dinero en la mano o en una cuenta de ahorros. El dinero es sumamente tentador. Mejor opta por alguna cuenta en la que te cobren alguna penalidad si decides retirar tu dinero antes del  plazo determinado.

  1. Trabaja pensando en dinero

Un lunes es el día ideal para llegar al trabajo y preguntar a tus colaboradores: ¿Qué podemos hacer para generar más dinero? Las ideas fluirán como los peces en un río. Tienes toda la semana para pensar en esas posibles soluciones y al final de la semana elegir la opción más viable para tu negocio o tu área empresarial. Un propósito genera esa energía extra que tantas veces nos hace falta en el trabajo.

Cuéntanos, ¿qué tienes previsto para este lunes?

Vía: inc.com

Foto: albamarcosola.wordpress.com

Deja un comentario