¿Por qué debes contratar a un Gerente Financiero?

El responsable de las finanzas es una pieza clave para el funcionamiento de la organización. Es un líder y también un estratega.

Tener conocimiento en el área en la que la empresa actúa es un factor decisivo para que el negocio consiga afirmarse en el mercado, pero no es lo único.  La manera como se administra el emprendimiento también hace la diferencia.

Por eso, cuando el asunto es el control del dinero, nada mejor que contar con quien realmente entiende de esto: el Gerente Financiero. Conocido hoy en día, también, por la sigla CFO (Chief Financial Officer), él es el responsable de suministrar al propietario y ejecutivos una visión amplia sobre la salud financiera del negocio.

Cuándo es necesario contratar un Gerente Financiero

Con la importancia que el Gerente Financiero tiene dentro de una empresa, lo ideal es que esté presente desde el inicio, para definir las acciones que van a generar un crecimiento más eficiente. Cuando esta no es una alternativa, hay que prestar atención a las señales de la rutina de trabajo para saber cuál es el momento correcto para contratar un ejecutivo responsable del sector.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


La señal principal surge cuando el director del negocio no cuenta con tiempo suficiente para prestar la atención necesaria a sus funciones específicas. Finalmente, cuidar las finanzas exige tiempo y dedicación y los costos de una gestión realizada de manera errada tarde o temprano repercuten en los resultados.

Otra alternativa es contar con un consultor externo, que realice trabajos puntuales para la empresa. En este caso, López orienta que es necesario hacer las cuentas y considerar si el valor, no es aún más alto que el salario de un gestor permanente.

Te puede interesar: Funciones y responsabilidades del Gerente General

El perfil ideal del Gerente Financiero

Definir las características de un CFO depende del modo de acción de cada empresa. Es decir, es importante que el gerente financiero cuente con experiencia en el modelo de negocio que va a manejar, para que comprenda tu lógica de mercado.

Además se busca otras cualidades que los candidatos puedan ofrecer. Por ejemplo, si el negocio necesita recaudar capital en los próximos 12 meses, es ideal que el candidato tenga experiencia en el área o en una red de inversionistas.

Asimismo se aconseja que se analice no sólo el grado y las acciones anteriores del profesional, también las características conectadas a su personalidad, como el carácter y la capacidad de liderazgo. Finalmente, algunos requisitos pueden no ser esenciales, pero son deseables para una experiencia más completa.

Al escoger la persona correcta, los resultados son la optimización de los recursos, el control minucioso de los gastos y una visión estratégica para realizar inversiones con el dinero excedente y proyectar el futuro de la empresa. En muchos casos, esta persona conoce el negocio aún mejor que el propio director.

Vía: destinonegocio.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments