Presentación de Estados Financieros – Parte I

No hay duda, de la gran utilidad de los Estados Financieros para la toma de decisiones administrativas dentro y fuera de la empresa. Sin embargo, lo cierto es, que muchas empresas preparan sus Estados Financieros para usuarios ajenos a la empresa pero con alguna relación comercial o contractual.

 

A nivel internacional, aun y cuando los Estados Financieros sean muy similares, existen muchas diferencias de un país a otro en la forma de elaborarlos y presentarlos, debido a diversas circunstancias, siendo estas de carácter social, económico y legal. Pero una de las razones más relevantes para estas diferencias la constituye las necesidades de los usuarios de dichos Estados Financieros, y la necesidad del cumplimiento de la normativa contable de cada país.

 Lo anterior ha conducido al uso de diversas definiciones para los elementos de los Estados Financieros como son los activos, pasivos, patrimonio, ingresos y gastos. Y, en consecuencia, dichas circunstancias han conllevado al uso o aplicación de diferentes criterios para el reconocimiento de las diferentes partidas en los Estados Financieros y a la vez, a la inclinación hacia ciertas preferencias sobre las diferentes bases de medida. Eso ha ocasionado que, tanto el alcance como la información revelada en los Estados Financieros hayan sido afectados por las circunstancias descritas.

 En consecuencia, El Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (IASC, por sus siglas en inglés) tiene la misión de reducir tales diferencias, lo que realiza por medio de la búsqueda de la armonización entre las regulaciones, normas contables y procedimientos relativos a la preparación y presentación de los estados financieros.

 Para el IASC una armonización más amplia puede perseguirse mejor si los esfuerzos se centran en los estados financieros que se preparan con el propósito de suministrar información que es útil para la toma de decisiones económicas.

 El Consejo del IASC cree que los estados financieros preparados para tal propósito cubren las necesidades comunes de la mayoría de los usuarios. Esto es porque casi todos los usuarios toman decisiones económicas, como por ejemplo las siguientes:

1.- Decidir si comprar, mantener o vender inversiones financieras de capital;

2.- Evaluar el comportamiento o la actuación de los administradores;

3.- Evaluar la capacidad de la entidad para satisfacer los pagos y suministrar otros beneficios a sus empleados;

4.- Evaluar la seguridad de los fondos prestados a la entidad;

5.- Determinar políticas impositivas;

6.- Determinar las ganancias distribuibles y los dividendos;

7.- Preparar y usar las estadísticas de la renta nacional; o

8.- Regular las actividades de las entidades.

 El Consejo reconoce que cada gobierno, en particular, puede fijar requisitos diferentes o adicionales para sus propios intereses. Sin embargo tales requerimientos contables no deben afectar a los estados financieros publicados para beneficio de otros usuarios, a menos que cubran también las necesidades de esos usuarios.

Fuente: Articulo.org

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion