Presupuesto financiero: El estado de ingresos y egresos

Presupuesto financiero: El estado de ingresos y egresosUn presupuesto, es una herramienta en donde registramos de manera realista nuestros ideales de vida. Es importante realizarlo, y concretamente corresponde a estimar de manera ordenada los ingresos y los gastos que esperamos tener durante un periodo de tiempo, mensual, trimestral o anual.

Es importante porque a través del presupuesto permitimos que nuestros sueños se hagan realidad, así como nos permite evaluar y controlar los avances o no de estos propósitos. Lo más importante es que cuando estemos haciendo el presupuesto, es que este debe ser realista. En el caso de los ingresos, tener en cuenta solo los que realmente estemos devengando. Para ello, es preferible subestimar los ingresos y sobreestimar los gastos.

El estado de ingreso y egresos:

Corresponde un registro estructurado de Ingresos, Gastos y su Resultado, realmente causados. Allí se registran las fuentes de financiación, que para el caso de una persona o familia corresponde a salarios, honorarios, arriendos, intereses, comisiones, entre otros. Se aconseja este ítem, se deben “maximizar”, lo que va de acuerdo con nuestra edad, nivel de educación, estrato social, actividad económica.

– Se debe tener una gama más o menos diversificada de ingresos. No depender solo de ingresos salariales.

– Debe lograrse la posibilidad de tener ingresos extras, pueden ser bajos, pero constantes. A manera de ejemplo: dictar clases, hacer trabajos manuales, ventas por catalogo, con inversiones pequeñas; en fin dependiendo de la disponibilidad y de riesgo que se quiera asumir, se pueden mejorar las posibilidades.

Por el otro lado están los Egresos, o dicho en términos empresariales “las salidas”. Corresponde a los pagos por gastos de alimentación, educación, vestuario, vivienda (arriendo ó cuota hipotecaria), transporte, recreación. La lista de los egresos generalmente es más larga que la de los ingresos.

– Se recomienda “minimizar”, pero no tan literalmente. Nos referimos que los egresos deben ser realizados de manera racional y optimizarlos. En la empresa en general lo denominamos como “saber comprar”; es decir, adquirir los bienes y servicios con la mejor calidad y a los mejores precios.

– Para realizar los registros, semestrales o anuales, debemos tener las facturas o recibos de cada una de las cosas que compremos o contratemos. Hay que sacarle, aunque sea, uno o dos días al año para el registro de estos pagos.

Fuente: Gestiopolis

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.