Puntos claves para reestructurar tus deudas

Puntos claves para reestructurar tus deudasPor lo normal, en la actualidad, negociar con el banco y trazar un plan de ahorro para cumplir con el pago son tareas fundamentales; una vez que se pactan las condiciones de la reestructura, se debe exigir una carta convenio.

El portal Defensa del Deudor explica que el primer paso para negociar una reestructura de todas tus deudas:

– Reunir aproximadamente el 30% del total del monto del adeudo para poder hacer frente a un primer pago considerable y que la deuda se reduzca lo más posible y contactar a la unidad de atención especializada de tu acreedor.

– Una vez que se pactan las condiciones de la reestructura debes exigir una carta convenio que señale de forma clara los términos y condiciones del arreglo pactado.

– Si tienes más de un crédito por liquidar puedes contratar los servicios de una reparadora de crédito. La función de estas firmas es contactar a cada uno de tus acreedores para negociar con ellos, y la ventaja, es que cuando te acercas banco por banco todos querrán que les liquides primero, mientras que el objetivo de la reparadora es encontrar el plan más accesible para hacer frente a todos los compromisos.

– Por otro lado, si tu deuda es con una sola institución, lo más recomendable es que te acerques y negocies directamente con el banco, pues los despachos de cobranza mayormente buscan pactar un pago determinado.

Además un consejo importantes para que las llamadas de los despachos de cobranza no se conviertan en una pesadilla, ten en cuenta algunas reglas de Condusef:

Obligaciones

– Identificarse plenamente (nombre completo, empresa en la que labora y la que representa).

– Explicarte tu situación, saldo y negociar el adeudo.

– Si llegaste a un acuerdo, pactar la entrega de un convenio firmado antes de que realices cualquier pago.

– Recibir tus quejas, sugerencias o comentarios y hacerlos llegar al responsable de la Unidad Especializada de la Institución Financiera.

Prohibiciones

– Hablarte con lenguaje obsceno, acosarte o amenazarte. Simular que son autoridad judicial (actitudes , vocabulario ni papelería que lleve al engaño).

– Comunicarse con menores ni personas de la tercera edad. Comunicarse contigo entre las 11:00 de la noche y las 6:00 de la mañana.

– Utilizar cartelones u otro medio impreso en tu domicilio. Incrementar tu adeudo de manera irregular o hacerte ofrecimientos sin autorización de la institución financiera.

Fuente: CNN Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.