¿Qué es amortización y cómo funciona?

Sepa más de este término que se usa con bastante frecuencia y por tanto de vital importancia en la cultura financiera.

Para que la contabilidad pueda reflejar cuentas actualizadas, es importante tener en cuenta la amortización que han sufrido los activos y pasivos a lo largo de su vida útil.

De esta forma se tendrá conocimiento del tiempo que se han amortizado y el tiempo que les queda de utilidad dentro de la actividad económica de la empresa. Entonces, ¿qué es la amortización?

Es una reducción que se le hace al valor del activo, para reflejar dentro de la contabilidad una cuenta actualizada en función a su valor en el mercado. Se utiliza para activos intangibles a diferencia de la depreciación que se emplea para los activos fijos tangibles.

Con el paso del tiempo los activos van perdiendo su valor monetario, por ellos es necesario deducir esa pérdida de su costo original, para evitar tener una cuenta que no se ajusta al desgaste de dicho activo.

Factores

Los tres factores más relevantes para un proceso de amortización son:

1) El importe del préstamo o deuda
2) El tipo de interés
3) El plazo establecido para pagar la deuda.

Ya que los tres elementos están interrelacionados, al contemplar un préstamo se debe tomar en cuenta que a mayor plazo de amortización, más intereses pagará por su deuda. Sin embargo, a mayor plazo de amortización, menor será la cuota periódica que deba asumir.

Te puede interesar: ¿Cuál es la diferencia entre un fondo de amortización y un fondo de emergencia?

Así pues, el plazo estará determinado en gran medida por la cantidad de dinero que esté dispuesto a destinar a su deuda cada mes. También, es necesario considerar que los plazos de amortización varían de acuerdo con el tipo de interés: las operaciones con interés fijo suelen tener plazos de amortización más cortos que las de interés de tipo variable.

Métodos

Existen varios métodos para realizar la amortización, dependiendo de la elección de uno u otro el resultado de las cuotas o importe final variará.

1. Método de amortización francés o de cuotas constantes: es la amortización más utilizada en España y en este caso las cuotas son siempre las mismas a lo largo de la duración del préstamo. Sin embargo, los intereses generados son cada vez menores puesto que los intereses se van aplicando al capital pendiente de devolver, que será cada vez menor y en consecuencia también sus intereses.

2. Método de amortización americano: en este caso lo que se paga periódicamente son únicamente los intereses, mientras que el capital se amortiza de manera íntegra y de una sola vez al vencimiento de la operación.

3. Método de amortización constante o italiano: bajo este método de amortización las cuotas que se debe pagar son constantes, es decir se establece una cuantía fija. Como con cada cuota se reduce el capital pendiente de amortizar, el interés de cada cuota, va disminuyendo a medida que transcurre el tiempo.

4. El método de amortización de cuotas crecientes o decrecientes: aquí las cuotas que se pagan o se cobra en este caso siguen un crecimiento o decrecimiento continuado que se calcula de acuerdo a una progresión geométrica.

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments