Qué es el balance de sumas y saldos

También conocido como balance de comprobación es un importante documentos que muestra el balance de los saldos deudores y acreedores de las cuentas de una empresa.

El balance de sumas y datos es un documento que sirve para que el empresario obtenga datos fieles que garanticen que el registro de los hechos económicos producidos durante todo el ejercicio económico de la empresa se haya hecho de forma correcta.

Su objetivo es informar si se encuentran debidamente cuadradas todas las cuentas utilizadas en el libro diario al registrar los asientos durante el ejercicio económico de la empresa mostrando los saldos resultantes de cada una de las cuentas.

En el balance de sumas y saldos aparecen todas las cuentas utilizadas en el ejercicio de la empresa y al lado de cada una de ellas la suma del debe, del haber y el saldo resultante ya sea Deudor o Acreedor.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Si el importe del debe es mayor que el del haber, diremos que tiene saldo deudor y si el importe del haber es mayor que el del debe, diremos que tiene saldo acreedor.

Ejemplo de balance de sumas y saldos

En el mayor:

Diferencia= 1.000 – 350 = 650 € saldo deudor

Te puede interesar: ¿Qué es un balance financiero?

Y, ¿cómo aparecerá en el balance de sumas y saldos la cuenta 600?

La diferencia entre el debe y el haber de esta cuenta es de 650 €, por lo tanto, tiene que aparecer en el saldo deudor porque existe más saldo en el Debe y las cuentas del Debe son cuentas deudoras.

Si al saldo deudor se le resta el saldo acreedor dará una diferencia que es la que falta de saldar al debe; esto reflejará la situación real de esa cuenta que tiene un saldo deudor de 650 € aún pendiente de cerrar.

Al final del balance de comprobación aparecerán las sumas totales del debe y el haber (qué tienen que dar el mismo importe) y del saldo deudor y saldo acreedor (qué entre ellas también tienen que dar el mismo importe). Si esto sucediese, quedaría reflejado que la contabilidad está cuadrada correctamente.

Nota: el balance de sumas y saldos o de comprobación tendrá que hacerse antes del cierre del ejercicio para que los saldos de las cuentas reflejen la realidad, en el caso contrario, los saldos reflejarían cero.

Vía: plangeneralcontable.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P