¿Qué es el Capital Circulante?

Conoce más de este término financiero que mantiene vigente el proceso productivo, proceso que terminará generando los recursos económicos para cubrir el capital circulante invertido en toda empresa.

El estudio del Capital Circulante es una etapa indispensable del análisis financiero, dado que permite conocer la estructura patrimonial que más conviene a una empresa en concreto.

Ante todo, para comenzar, su definición es de ser la parte del Activo Corriente financiada por recursos propios. Asimismo, los recursos propios o patrimonio son las aportaciones que realizan los socios de una empresa, que constituyen el capital de la empresa, más las reservas acumuladas y los beneficios obtenidos que no han sido repartidos.

Así que la existencia del Capital Circulante en la empresa indica:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  • Que el Activo Corriente (dinero en efectivo, valores negociables y las cuentas que se tienen por cobrar) cubre todo el Pasivo Corriente (cuentas que hay que pagar, deudas y gastos devengados) y queda un remanente que no es exigible a corto plazo.
  • Que la empresa está financiando parte de su Activo Corriente mediante recursos propios.

Otro agregado a su definición es que es la diferencia que existe entre el Activo Corriente y el Pasivo Corriente. También es posible calcularlo hallando la diferencia entre el Pasivo No Corriente y el Activo No Corriente.

Te puede interesar: 4 tipos de capital imprescindibles para tu empresa

Gráficamente el capital circulante o fondo de maniobra lo podemos representar de la siguiente forma:

En el supuesto representado en esta figura, el fondo de maniobra es de 20.000 u.m. como podemos ver.

En general, se puede afirmar que las empresas deben poseer un capital corriente positivo, para evitar que parte del Activo no Corriente (Activo fijo) esté financiado por Pasivo Corriente (Exigible a corto plazo), lo que provocaría una situación de inestabilidad financiera próxima a la de concurso de acreedores.

Es necesario indicar qué parte del Activo Corriente, como puede ser el nivel mínimo o de seguridad de Existencias, o el saldo mínimo de caja, debe considerarse Activo no Corriente y financiarse con recursos a largo plazo.

Hay que recordar que el Activo no Corriente se financia con recursos permanentes (Patrimonio Neto más Exigible a Largo Plazo) y el Activo Corriente con Exigible a Corto Plazo.

Una situación de concurso de acreedores se representa gráficamente tal y como se observa en la figura siguiente:

El Capital Circulante ha de ser, en general, positivo ya que, de lo contrario, se daría la circunstancia de que el Activo Fijo se financiaría con Exigible a Corto Plazo, y esto podría provocar el concurso de acreedores.

Vía: rincondelsueko.blogspot.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P