¿Qué es el crédito revolvente?

Elegir la modalidad de pago más adecuada para cada tipo de gasto es una forma de hacer que la tarjeta de crédito sea la mejor amiga.

Para los que usan el “dinero plástico” es importante conocer diversos conceptos que, tarde o temprano, les servirán para hacer un uso más responsable de los plásticos y evitar caer en prácticas erróneas.

Un crédito revolvente esta diseñado para optimizar la disponibilidad del capital. Es el dinero que dispone el cliente por parte de un banco en forma revolvente, es decir, en cuanto se paga la deuda se vuelve a obtener ese dinero para su uso.

Una de las grandes ventajas que se obtienen al usar un crédito revolvente es la pronta disposición del efectivo que se tiene. Otra gran ventaja, es que los intereses se calculan sobre el total de la deuda, es decir, si se obtiene un préstamo por 50 mil y se gastas 25 mil, sólo se pagarán los intereses sobre los 25 mil y no los 50 mil.

Para profundizar un poco más sobre los cálculos de interés de un crédito revolvente hay que saber que los intereses se calculan diario de la siguiente manera: Saldo utilizado x tasa de interés anual x 360 días. El saldo utilizado es la diferencia entre el saldo en el estado de cuenta y el monto del crédito.

Te puede interesar: Consejos para convertir la tarjeta de crédito en tu mejor aliado

De qué maneras se puede usar un crédito revolvente

Una tarjeta de crédito es un buen ejemplo de un crédito revolvente, ya que cuando se paga la deuda, se vuelve a tener saldo disponible en la tarjeta. Otro buen uso que se le puede dar a este tipo de crédito es para tener capital de trabajo.

Por ejemplo si se hace un pedido de productos pero pagan hasta que se hace la entrega del producto, se puede solicitar un crédito revolvente para tener el dinero suficiente para fabricar los productos; y una vez que se recibe el pago de los productos, se liquida la deuda del crédito para tener más dinero para cubrir el siguiente pedido y así sucesivamente.

Como cualquier crédito, hay que tener mucho cuidado al usar un crédito revolvente, ya que si no se paga los intereses pueden hacer quebrar a una empresa o llegar el punto en donde ya no se puede pagar la deuda de la tarjeta de crédito.

Vía: estudiocontablemerino.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados