¿Qué es Ethereum?

Es la nueva “promesa” de las criptomonedas que quiere convertirse en el nuevo Bitcoin.

Ethereum está en boca de todos. Esta nueva criptomoneda amenaza con hacer sombra al Bitcoin por sus propiedades que tiene.

Al igual que la banca tradicional que está muy interesada en la tecnología detrás del Bitcoin, Ethereum ha llevado el concepto de Blockchain más allá. No es, por tanto, una criptomoneda, sino además una plataforma distribuida de computación.

Los contratos inteligentes

Ante todo hay que explicar que Ethereum es una Blockchain o Tecnología de Contabilidad Distribuida (DTL) con un lenguaje de programación Turing completo integrado, una Computadora Blockchain, que permite que cualquiera pueda escribir contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas simplemente escribiendo la lógica en unas pocas líneas de código.

Entonces, lo que de verdad hace potente al Ethereum es que permite usar el Blockchain para algo más que tener una moneda virtual y distribuida. Ethereum permite crear contratos inteligentes. Aunque Bitcoin tiene ciertas características que le permiten crear también este tipo de contratos, en Ethereum es la base de su creación y son mucho más potentes.

¿Qué es un contrato inteligente? Es una pieza de código software que se ejecutará de forma transparente al usuario y que normalmente incluye una transacción financiera. Ethereum incluye la posibilidad de crear un software distribuido sin limitaciones que se ejecutará en el blockchain (es decir, en múltiples ordenadores) y que puede conllevar la ejecución de pagos.

Simplificando, un contrato inteligente es un código software que dice “si pasa esto haz esto otro” de una forma distribuida en el blockchain y que por tanto no puede manipularse. Por eso se suele hablar de “contrato” más que de “software”.

Y entre sus ventajas que tienen estos contratos inteligentes se tiene primero es que son inmutables, es decir, una vez que se crean no se pueden modificar ni falsificar. Y segundo, son seguros. Al no ejecutarse en un servidor central sino en una red distribuida la seguridad es mucho mayor.

Te puede interesar: Conoce las 5 criptomonedas más populares en el mundo

Entonces, estos contratos inteligentes sirven para hacer muchas de las cosas que permite un sistema financiero (seguros y otros productos) sin necesidad de intermediarios en los que confiar. Por ejemplo, la creación de cuentas bancarias de ahorro, donde solo se puede retirar una cantidad mensual, cuentas de ahorro con fecha concreta de uso de capital, sistemas de pago a empleados con fechas determinadas, etc.

¿Y que es Ether?

Ether es la criptomoneda de Ethereum, el combustible que impulsa esta plataforma de aplicaciones distribuidas. Es una criptomoneda utilizada por los clientes de la plataforma Ethereum para realizar pagos a otras personas o a máquinas que ejecutan operaciones solicitadas.

Es decir, Ether es el incentivo que asegura que los desarrolladores escriban aplicaciones de calidad (la codificación innecesaria cuesta más) y que la red permanezca saludable (la gente es recompensada por los recursos aportados).

Y a diferencia de los Bitcoins, los Ethers no han sido creados para convertirse en una moneda digital global descentralizada, sino para pagar por las acciones que se desarrollan en las aplicaciones de la red Ethereum.

Actualmente el mercado de Ether es facilitado por muchos de los mismos exchanges e infraestructura creada alrededor de la red Bitcoin. Y actualmente, por ejemplo, Kraken y Bitfinex, dos de los exchanges más importantes del ecosistema Bitcoin, ofrecen la posibilidad de comprar y vender Ethers a sus usuarios.

Vía: criptonoticias.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments