¿Qué es la Administración de Calidad Total?

El concepto de la calidad total es una alusión a la mejora continua, con el objetivo de lograr la calidad óptima en la totalidad de las áreas dentro de una empresa.

 

La Administración de la Calidad Total (ACT) es un método relativamente nuevo en el arte de la administración que trata de mejorar la calidad de un producto y/o servicio y aumentar la satisfacción del cliente mediante la reestructuración de las prácticas de administración acostumbrada.

De tal modo que el Total Quality Management puede ser logrado integrando todas las funciones y procesos relacionados con la calidad en una empresa. Por ello que el ACT vigila todas las medidas de calidad usadas por una empresa, incluyendo la calidad de gestión y desarrollo, control de calidad de control y mantenimiento, mejora de la calidad y aseguramiento de la misma.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Orígenes de la Administración de Calidad Total

El ACT ha evolucionado de los métodos de aseguramiento de la calidad que fueron desarrollados durante la Primera Guerra Mundial. El esfuerzo de guerra llevo a enormes esfuerzos de fabricación que a menudo produjeron mala calidad. Para corregir esto, se usaron inspectores de calidad en la línea de producción para asegurar de que el nivel de fallas debido a la calidad fuera minimizado.

Después de ésta etapa bélica, la inspección de calidad se volvió más común en ambientes de manufactura, lo que llevo a la introducción de control de calidad estadístico, una teoría desarrollada por el Dr. W. Edwards Deming. La teoría del control de calidad estadístico estaba basada en la noción de que una variación en el proceso de producción llevaría a una variación en el producto final. Si la variación en el proceso podía ser quitada, se tendría un mayor nivel de calidad en el producto final.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, las fábricas en Japón producían elementos de baja calidad. En respuesta a esto, La Unión de Científicos e Ingenieros de Japón invito al Dr. Deming para entrenar ingenieros en procesos de calidad. Para los años cincuenta, el control de calidad era una parte integral de la manufactura japonesa y fue adoptado por todos los niveles de las organizaciones.

Para los años setenta, la noción de calidad total era discutida. Era vista como control de calidad de toda la empresa, que involucraba a todos los empleados, trabajadores y ejecutivos. En la siguiente década, más empresas introdujeron procedimientos de administración de la calidad basados en los resultados de Japón. La nueva era del control de calidad se conoció como la Administración de Calidad Total, que se usó para describir muchas estrategias y técnicas enfocadas en la calidad.

El costo de la Administración de Calidad Total

Muchas empresas creen que los costos de la introducción del ACT son mucho mayores que los beneficios que producirá. Sin embargo, la investigación ha demostrado que los costos directos e indirectos de los problemas de calidad son mucho mayores que los costos de implementarlo.

Los costos de prevención son asociados al diseño, implementación y mantenimiento del sistema de calidad total. Son costos en los que se incurre antes de la operación, los que pueden incluir:

  • Requerimientos de producto: Las especificaciones de materiales, procesos, productos/servicios terminados.
  • Planificación de la calidad: Creación de planes para la calidad, confiabilidad, operaciones, producción e inspecciones.
  • Aseguramiento de la calidad: La creación y mantenimiento del sistema de calidad.
  • Entrenamiento: El desarrollo, preparación y mantenimiento de los procesos.

Te puede interesar Herramientas de gestión empresarial: La calidad total

Los costos de evaluación están asociados a la evaluación de proveedores y clientes acerca de los materiales y servicios comprados para asegurar de que se ajustan a las especificaciones:

  • Verificación: Inspección de materiales que llegan contra las especificaciones.Auditorias de calidad: Verificar que el sistema de calidad funciona correctamente.
  • Evaluación de proveedores: Verificación y aprobación de proveedores.

Los costos de los fallos pueden dividirse en los que resultan de los fallos internos y externos. Los fallos internos pueden ocurrir cuando los resultados no logran los estándares de calidad y son detectados antes de que los bienes o servicios sean entregados al cliente. Estos pueden incluir:

  • Desperdicio: Trabajo innecesario o paradas como resultad de errores, organización pobre o mala comunicación.
  • Desechos: Productos o materiales defectuosos que no pueden ser reparados, usados o vendidos.
  • Trabajo extra: Corrección de materiales defectuosos o errores.
  • Análisis de las fallas: Esto es requerido para establecer las causas de las fallas internas.

Los costos de fallas externas pueden ocurrir cuando los productos o servicios no alcanzan los estándares de calidad, pero no son detectados hasta después de que el cliente los recibe. Estos pueden incluir:

  • Reparaciones: Reparar productos devueltos o en el lugar.
  • Reclamos de garantía: Los ítems son reemplazados y los servicios son vueltos a llevar a cabo bajo garantía.
  • Quejas: Todo el trabajo y costos asociados a lidiar con las quejas de los clientes.
  • Devoluciones: Transporte e investigación de los productos devueltos.

Vía: blog-emprendedor.info

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P