¿Qué es una cuenta?

Conoce más de este elemento básico en la Contabilidad y en los servicios de pagos, que suponen la clasificación de todas las transacciones comerciales que tiene una empresa.

La cuenta es una lista ordenada y codificada de las cuentas empleadas en el sistema contable de una entidad con el fin de identificar sus nombres y/o números correspondientes, regularmente sirve para sistematizar la Contabilidad de una empresa.

Así que las cuentas se refiere al nombre debidamente codificado o numerado que se da a los valores que posee la empresa, facilita el registro de las operaciones contables en los libros de contabilidad, representa bienes, derechos y obligaciones de los que dispone una empresa.

Esquemas de cuenta

Se representa en forma de T mayúscula, lo que equivale a un campo dividido en dos partes por una línea vertical, en procedimientos manuales de registro en dos folios contiguos de un libro empastado se compone de dos partes lado izquierdo que se denominado DEBE y lado derecho llamado HABER.

Con el objetivo de llevar el control sistemático y ordenado de las transacciones económicas de la empresa para que a partir de un conjunto de cuentas se puedan generar los estados financieros.

Elementos que componen una cuenta

1. En la parte superior el nombre del concepto que se está registrando.

2. En el lado derecho se especifican las aplicaciones de los recursos.

3. En el lado izquierdo los orígenes de recursos.

El lado izquierdo también se conoce como debe, esto proviene del uso donde surge la contabilidad.

El lado derecho se conoce como haber, esto proviene de la anotación que el contador hacía en sus libros cuando efectuaba una compra a crédito o adquiría una obligación de pagar algo.

En las cuentas se suma y resta el monto de las operaciones y para hacerlo es necesario establecer varias reglas que indiquen la historia de cada uno de los conceptos que integran los estados financieros

Te puede interesar: Para qué sirven las cuentas en la empresa – Parte 1

Tipos de cuentas

En este sentido, se pueden distinguir tres grandes tipos de cuentas:

1. Cuentas de Activo : Representan los Bienes y Derechos de los que la empresa es titular. Son ejemplos de cuentas de Activo: “Banco cuenta corriente”, “Maquinaria”, “Clientes” o “Valores de renta fija”.

2. Cuentas de Pasivo exigible : Representan las Obligaciones a las que debe hacer frente la empresa, por ejemplo “Deudas a largo plazo”, o “Proveedores”.

3. Cuentas de Neto: Representan las aportaciones realizadas por los propietarios de la empresa, o los excedentes que haya generado ésta en su actividad. Son ejemplos de cuentas de Neto “Capital”, “Reserva legal”, o “Prima de Emisión.

La forma habitual de representar una cuenta cuando se estudia Contabilidad es por medio de una” T “mayúscula; la rama izquierda de la T se denomina Debe, mientras que la rama derecha, es el Haber. A las anotaciones en el Debe se las denomina cargos, mientras que las anotaciones en el Haber son abonos.

Por otra lado, las cuentas contables se agrupan en dos grandes apartados:

Cuentas de balance: son aquéllas que reflejan los elementos contables de activo y de pasivo. Al final del ejercicio su saldo aparece reflejado en el Balance de la entidad.

– Cuentas de gestión: son aquéllas que no reflejan un elemento contable, sino los gastos e ingresos que se producen en el desarrollo de las actividades de la empresa.

Al contrario que las cuentas de balance, al final del ejercicio no aparecen en el Balance de la entidad, sino que su saldo se compensa en la cuenta de Pérdidas y Ganancias para determinar el resultado del ejercicio, siendo ésta la cuenta que aparece en el Balance.

Vía: plandecuentas.com.co

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados