¿Qué son las actas?

Aprende más sobre estos documentos que cobran una especial importancia, sobre todo en un ambiente empresarial o en un ambiente oficial.

Al igual que las organizaciones y organismos que pueden recurrir a la elaboración de un acta son variados, también puede variar en quién redacta un acta, locual depende sobre todo de la oficialidad del acto.

Es decir, la persona que será designada para esta labor en la asamblea de un Parlamento, será generalmente un profesional escribano, que estará facultado para poder redactar este documento.

En el caso de una reunión más informal, lo más probable es que la persona designada sea aquella que haya decidido la mayoría de los reunidos y que conozca cómo redactar un acta correctamente, el cual puede pasar a ostentar el cargo de secretario o secretaria de la comisión.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




¿Por qué son importantes las actas?

A través de un acta se deja constancia del contenido de una reunión, lo cual resulta muy práctico para realizar un seguimiento en la toma de decisiones de un organismo u organización. Normalmente, las actas de una reunión se guarda en el denominado libro de actas, el cual alberga toda la documentación de manera cronológica.

También puede recurrirse en un momento dado a diferentes ejemplos de actas para poder facilitar la gestión en la elaboración de este documento, utilizándolo como plantilla o guía.

Una vez quede redactada el acta, todos los asistentes a la reunión deberán dar el visto bueno y firmarla. De esta manera, quedará constancia legal de la participación activa de los reunidos y de su conformidad con las decisiones allí tomadas.

Te puede interesar: La importancia de mantener en orden tus libros contables

¿Qué tipos de actas hay?

Al tratarse de un documento utilizado en multitud de situaciones y en organismos públicos y privados, algunas de las clases de actas más comunes que podemos encontrar son las siguientes:

Las actas de reunión. Este tipo de acta es el más común y se aplica en múltiples contextos, siempre para dejar constancia de todo lo acontecido durante una reunión, por ejemplo, un acta de reunión de trabajo o un acta de reunión de socios, en un ambiente más empresarial.

El acta notarial. Se trata de un documento que deja constancia de unos hechos ante un notario.

El acta de nacimiento. Es el acta que se redacta para registrar el nacimiento de un bebé en un país determinado.

El acta de matrimonio. En este documento se deja constancia del momento en que una pareja acepta casarse de manera legal.

El acta de divorcio. En este acta se constata de manera legal que una pareja ha decidido divorciarse.

El acta de defunción. Esta clase de acta se realiza cuando fallece una persona y con la intención de constatar su muerte.

Las actas constitutivas. Este tipo de documento indica que una empresa se ha constituido legalmente, como el acta constitutiva de una sociedad civil o de una anónima.

Las actas policiales. Es un documento a través del cual se registra de forma escrita un hecho punible, especificándose la autoría de los hechos y las evidencia recogidas.

Las actas administrativas. En este acta se queda registrada la infracción al reglamento por parte de un trabajador.

Vía: emprendepyme.net

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P