¿Qué son las razones financieras?

Conoce algo más de esta herramienta que representa la justa realidad de la situación financiera de cualquier organización.

Las razones financieras son indicadores utilizados en el mundo de las finanzas para medir o cuantificar la realidad económica y financiera de una empresa y su capacidad para asumir las diferentes obligaciones a que se haga cargo para poder desarrollar su objeto social.

La información que genera la contabilidad y que se resume en los estados financieros, debe ser interpretada y analizada para poder comprender el estado de la empresa al momento de generar dicha información, y una forma de hacerlo es mediante una serie de indicadores que permiten analizar las partes que componen la estructura financiera de la empresa.

Clasificación de las razones financieras

Las razones financieras se pueden clasificar en los siguientes grupos y cada grupo pretende evaluar en elemento de la estructura financiera de la empresa:

Razones de liquidez: permiten identificar el grado o índice de liquidez con que cuenta le empresa y para ello se utilizan varios indicadores como capital neto de trabajo, el índice de solvencia, la rotación de inventarios, etc.

Razones de endeudamiento: permiten identificar el grado de endeudamiento que tiene la empresa y su capacidad para asumir sus pasivos.

Razones de rentabilidad: aquí se pretende medir el nivel o grado de rentabilidad que obtiene la empresa ya sea con respecto a las ventas, con respecto al monto de los activos de la empresa o respecto al capital aportado por los socios. Los indicadores más comunes son el margen bruto de utilidad, el margen de utilidades operacionales, el margen neto de utilidades y la rotación de activos.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las razones financieras de rentabilidad?

Razones de cobertura: miden la capacidad de la empresa para cubrir sus obligaciones o determinados cargos que pueden comprometer la salud financiera de la empresa. Entre los indicadores a utilizar se tiene la cobertura total del pasivo, y la razón de cobertura total.

Análisis financiero

El pilar fundamental del análisis financiero está contemplado en la información que proporcionan los estados financieros de la empresa, teniendo en cuenta las características de los usuarios a quienes van dirigidos y los objetivos específicos que los originan.

Entre los más conocidos y usados son el Balance General y el Estado de Resultados (también llamado de Pérdidas y Ganancias), que son preparados, casi siempre, al final del periodo de operaciones por los administradores y en los cuales se evalúa la capacidad del ente para generar flujos favorables según la recopilación de los datos contables derivados de los hechos económicos.

Vía: Gestiopolis

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados