¿Qué son los pasivos, activos y patrimonios?

balance-general

Activo, pasivo y patrimonio son los componentes del balance general dentro del ramo de la Contabilidad de una empresa.

Activo

Se denomina así al total de recursos de que dispone la empresa para llevar a cabo sus operaciones; representa todos los bienes y derechos que son propiedad del negocio. Se distinguen dos tipos de activo:

  • Activo corriente: elementos que se espera vender, consumir o realizar a lo largo de un ejercicio económico, como la cantidad de dinero en caja, las facturas pendientes de cobro, etc.
  • Activo no corriente o inmovilizado: elementos que por su uso permanecen en la empresa a lo largo de varios ejercicios, como mobiliario, construcciones, ordenadores, maquinaria, herramientas, etc.

Te puede interesar: La importancia del balance general

Pasivo

Representa el total de deudas y obligaciones contraídas por la empresa, o cargo del negocio. Dentro del pasivo se pueden diferenciar:

  • Pasivo exigible: son los recursos ajenos a la empresa, o las deudas y las obligaciones con el exterior; como, por ejemplo, un préstamo concedido por un banco. Se divide en: Corriente (bligaciones de la empresa a corto plazo (hasta un año) y No corriente (bligaciones de la empresa a largo plazo (más de un año).
  • Pasivo no exigible o Patrimonio Neto: recursos propios de la empresa, o deudas y obligaciones internas; como, por ejemplo, el capital aportado por el propietario y los beneficios no distribuidos. Se subdivide en: Capital (patrimonio del empresario individual o aportaciones realizadas a la empresa por los socios que la constituyen y Reservas (beneficios de la empresa no distribuidos entre sus propietarios que constituyen un fondo económico hasta su reparto posterior).

Patrimonio (Capital contable)

Esta expresión es empleada en contabilidad para referirse a la suma de las aportaciones de los propietarios modificada por los resultados de operación de la empresa; es el capital social más las utilidades o menos las pérdidas.

Y cuando se habla del equilibrio patrimonial de una empresa es el que resulta de comparar la estructura económica (Activo) con la estructura financiera (Pasivo + Patrimonio Neto). De esta forma, se expresa numéricamente el valor de cada uno de ellos, siendo el Patrimonio Neto la diferencia entre la suma de todos los elementos positivos o Activo y la suma de todos los negativos o Pasivo.

Según esto, podemos establecer las siguientes relaciones fundamentales entre Activo y Pasivo:

Activo = Pasivo

Activo = Pasivo + Patrimonio Neto

Patrimonio Neto = Activo – Pasivo

Vía Gestiopolis

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados