¿Qué son los préstamos con garantía hipotecaria?

En el campo jurídico, es usual que quien contrae una obligación con otra persona, le otorgue a ésta ciertas garantías en caso de incumplimiento. Una de las más importantes es la garantía hipotecaria.

Si estás pensando prestar dinero o pedirlo prestado, es importante saber a fondo qué son los préstamos con garantía hipotecaria.

Hay que saber que los préstamos con garantía hipotecaria son los que garantizan el cumplimiento de un pago en préstamo o el de un crédito a través de una hipoteca, es decir, de un inmueble que se coloca como garantía de pago de deuda.

Por ejemplo, quien solicita un préstamo puede poner su casa en garantía, y quien presta el dinero puede cobrarse con dicho inmueble en caso de que el prestatario no cumpla con su obligación.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Los préstamos con garantía hipotecaria tienen muchas ventajas. A quien presta le da tranquilidad saber que en un caso extremo puede recuperar su dinero, y quien recibe el préstamo puede acceder a cantidades importantes, gracias al valor que tenga el inmueble que presente como garantía hipotecaria.

Desde la perspectiva del prestatario, es decir, de quien solicita el préstamo, se deben observar aspectos importantes como el plazo de amortización, las comisiones, el tipo de interés y cualquier otro gasto que pueda derivarse de la solicitud del préstamo, ya que son aspectos fundamentales a revisar antes de colocar un inmueble como garantía hipotecaria.

Por su parte, el prestamista debe asegurarse de que el bien a hipotecar esté en regla y no tenga deudas o una hipoteca previa que aún no se paga. Es decir, debe llevar a cabo un estudio de viabilidad de la operación.

Ambas partes deben asegurarse también de que la tasación del inmueble sea adecuado, ya que a partir del valor que se desprenda de este tipo de análisis, se podrá determinar el importe máximo a prestar y a recibir.

Cómo valuar un inmueble

Para valuar una propiedad se toman en cuenta aspectos como: la ubicación, antigüedad, características, condiciones, que todos los papeles estén en regla, entre otros.

Cuando el préstamo con garantía hipotecaria ha cumplido con todos los requisitos, se aprueba el préstamo y se firma el contrato correspondiente que, entre otras cosas, permite que el prestamista haga uso del inmueble en garantía hipotecaria en caso de que se caiga en adeudo, y establece las condiciones bajo las cuales el prestatario deberá pagar su deuda.

Todo esto a fin de garantizar que al término de ello recuperará todos los derechos sobre su inmueble. De esta manera, ambas partes estarán tranquilas.

Te puede interesar: ¿Qué son los préstamos hipotecarios?

Con bancos peruanos

En el caso del BCP, el crédito efectivo con garantía hipotecaria es un préstamo de libre disponibilidad que se otorga con el respaldo de un inmueble que sea propiedad del cliente la que se puede pagar hasta en 60 meses con la opción de dar como garantía la vivienda que ya se posee.

Aquí, el monto máximo del préstamo es de US$ 100,000 o su equivalente en Soles o hasta el 60% del valor del inmueble. Se puede realizar el pago de cuotas extraordinarias en julio y diciembre, para disminuir el valor de tu cuota mensual y terminar los pagos cuanto antes. También, se puede incluir el financiamiento de los gastos de tramitación en el préstamo.

Otro dato a tomar en cuenta es que si se tiene un ingreso bruto conyugal o simple de mínimo de S/1,500 o su equivalente en moneda extranjera, se puede acceder a un Crédito Efectivo BCP con Garantía Hipotecaria, que es un crédito de libre disponibilidad que permite disponer de altos montos de dinero al dejar como garantía un inmueble. A diferencia de un crédito efectivo regular, el de garantía hipotecaria ofrece plazos de hasta 10 años.

Vía: prestadero.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL