Recomendaciones para ahorrar en los supermercados

Recomendaciones para ahorrar en los supermercadosEvita el despilfarro, sino quieres perder dinero, cuando vayas a comprar es importantes que tengas una planificación, seguro que tu economía te lo agradecerá.

Las grande compres s son fáciles de calcular, por donde más derrochamos dinero es en el día a día y especialmente cuando vamos a comprar al supermercado.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda seguir estos pasos muy sencillos para evitar tener problemas en tu cartera durante las visitas a un autoservicio.

Haz una lista: Pega en un lugar visible (como el refrigerador) una hoja donde puedas anotar lo que falta en casa, así sin darte cuenta irás armando la lista del súper, y lo mejor es que ésta incluirá sólo lo necesario.

Compara precio y calidad: No se trata de comprar lo más barato todo el tiempo, sino de comprar lo mejor al menor precio posible. La calidad es la característica esencial del producto que nos interesa.

Ve al súper lo menos que puedas: Si vas al súper dos veces por semana, en vez de cada quincena, corres el riesgo de que en cada visita agregues a tu compra un producto que no tenías planeado.  Es mejor realizar las compras de toda la quincena (excepto los productos perecederos, a menos que decidas congelarlos).

 Enfócate en lo que necesitas: Los supermercados por lo general ponen los productos indispensables -como carnes, leche, frutas y verduras- hasta el final de la tienda y los menos como enlatados o juegos, en pasillos centrales.

Si no dispones de dinero, no pagues con tarjeta de crédito: El crédito no es dinero extra, es un préstamo que tendrás que pagar con intereses y no se recomienda usarla para comprar productos de consumo inmediato, como la despensa.

Ve después de comer: Si haces tus compras con hambre, querrás llevar todo aquello que se te antoje y que no necesariamente necesites, en cambio si te sientes satisfecho a la hora de comprar, puedes tener ideas más claras sobre qué es lo que necesitas y para qué te alcanza.

Compara antes: los autoservicios suelen tener promociones atractivas para la compra de electrodomésticos, evita echarte encima el compromiso de una computadora o una cámara -por ejemplo- sin antes haber comparado el precio en un establecimiento diferente.

Traza una ruta: Es muy difícil tratar de que todo pase de largo: unos calcetines, o vasos, o zapatos nuevos pueden atravesarse en el camino entre tú y los ingredientes para la comida de la semana. No te impongas prohibiciones pero traza una ruta de acuerdo a lo que vas a comprar, una vez que hagas cuentas, y si te sobra tiempo, puedes dar una vuelta por el resto del autoservicio.

No pierdas de vista a tus hijos. Si tienes niños de entre 3 y 10 años podría ser de sumo riesgo que estén solos en un pasillo, los gastos imprevistos pueden estar en un accidente con un frasco o al abrir productos que no pensabas adquirir y tendrás que comprar porque dañaron el empaque.

Vía

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion