Ruta para generar ingresos con su negocio

generar-ingresos

Generar ingresos con un negocio puede sonar más fácil de lo que realmente es. “Necesito dinero, haré un negocio”, parece ser la solución que muchos emprendedores encuentran ante un problema económico. Si bien su negocio puede generar mucho dinero, eso no quiere decir necesariamente que su empresa tendrá rentabilidad. ¿Por qué? El manejo económico y financiero que le dé a su negocio es vital para que éste pueda subsistir y crecer.

¿Qué necesitamos conocer con respecto a los números de nuestro negocio? Algunas pistas a continuación:

Enfoque Económico

Nuestros beneficios se guían de una resta muy sencilla: ventas menos costos. Los costos que requiere nuestra empresa ya están dadas por el mercado. ¿Necesitamos una mesa para nuestro negocio? Pues iremos a un tienda de muebles y compraremos una mesa, con el precio que otorga el mercado a ese bien. Y así pasa con todos los costos que conlleva nuestra producción, incluido el referente al capital humano.

En donde encontraremos más problemas es en lo relativo a las ventas. Las ventas se ciñen a dos puntos básicos: el precio y la cantidad vendida. ¿Cómo establecer el precio? Vea que el precio es fundamental para establecer beneficios para su empresa. Ya que el precio de nuestro producto o servicio no está dado por el mercado, tenemos que guiarnos sobre el impacto de un precio X sobre nuestra capacidad de venta. ¿Si vendo este producto al precio X, cuánto venderé? ¿En cambio, si lo vendo al precio Y, cuánto crece o decrece mi cantidad vendida? Un cálculo certero puede darnos una idea exacta de cuánto está dispuesto a pagar el cliente por nuestro producto.

Enfoque Financiero

En el terreno del negocio, vender no es lo mismo que cobrar. Un buen día, puede lograr vender 200 pares de zapatos a una empresa retail. Sin embargo, lo más probable es que no tenga dinero en la mano para solventar la próxima producción. ¿Ya ve que diferente es vender de cobrar? Tener mentalidad financiera nos permitirá vadear esos problemas tan sutiles que recaen sobre el negocio. Hay que tener siempre un capital destinado a la siguiente producción.

Así como podemos quedarnos sin efectivo, también podemos convertirnos en deudores eternos. El trabajo con los proveedores hará que muchas veces asumamos créditos que estamos seguros de pagar en el futuro con la venta de nuestro producto, pero que no siempre se cumple en la realidad. En contraposición, existirán oportunidades en las que el proveedor nos pida un adelanto, cuando ni siquiera nos haya entregado un mínimo de insumos. Por eso es tan importante manejar el aspecto financiero del negocio. Tener los números de la empresa siempre presentes permitirá que el negocio no se vaya a pique por nuestra propia ineficiencia.

Vía: “Claves para emprendedores”

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion