Si tengo dinero extra, ¿lo ahorro o invierto?

En algunas ocasiones la tentación es dejar el dinero ahorrado pues da cierta seguridad. Sin embargo existen varios principios que debemos tener en consideración.

ahorrar

Al tratar de decidir qué hacer con el dinero que no se destina al consumo o al pago de deudas puede ser una decisión difícil de tomar, pero si se hace de manera acertada puede ayudar a alcanzar algunas metas que se tenga.

Así que ahorrar e invertir son dos alternativas para que se pueda administrar de manera correcta los excedentes. La pregunta es: ¿qué conviene más ahorrar o invertir?

Primero, hay que diferenciar bien estos dos términos. Tanto el ahorro como la inversión implican dejar de disponer de dinero en el presente para utilizarlo en el futuro, pero hay ciertas diferencias entre ambos que determinarán que una persona elija una u otra opción.

Ahorrar es destinar partes de tus excedentes a una cuenta bancaria, depósito a plazos o depósito de ahorro, a una tasa de interés fija, mientras que en la inversión, se tiene una tasa de interés (retorno) que no está fija, sino que depende de determinados factores y, por lo tanto, implica determinados niveles de riesgo, señala.

¿Cómo decidir?

Al momento de elegir entre estas dos alternativas, uno tiene que considerar el perfil de riesgo y el horizonte de tiempo que desea tomar el producto financiero. cabe anotar que el perfil de riesgo de una persona tiene dos características: una es la habilidad y el deseo de tomar riesgo. Es decir, ¿te pones muy nervioso al momento de tener vaivenes dentro del mercado o no?

Te puede interesar: ¿Conviene ahorrar en dólares el 2017?

En segundo lugar, está la cuestión de cuánto dinero se dispone y cual es la necesidad de liquidez. Uno se debe preguntar si necesita ese dinero de vuelta dentro de un año, seis meses o puede darse el lujo de esperar tres o cinco años.

Si se tiene metas de corto plazo es preferible ahorrar. Si bien esta alternativa ofrece tasas menores, ya que su principal objetivo es mantener el valor del dinero, le da la facilidad de disponer de su dinero ante cualquier contingencia.

La inversión, en cambio, tienen el potencial para producir una rentabilidad más atractiva, pero involucra un riesgo mayor. Es mejor si se establece a largo plazo pues así se suavizan los fluctuaciones propias del mercado.

Alternativas de ahorro

Para ahorrar, las opciones que ofrece el sistema son variadas:  cuentas de ahorro, depósitos a plazos, tanto en bancos y financieras como en cajas municipales y rurales. En caso de decidirse por invertir, el abanico de opciones también es amplio y se adapta al perfil del inversionista.

Si una persona no tiene conocimiento del mercado pero desea tener posiciones en bonos y/o acciones, puede contratar fondos mutuos. Un inversionista más sofisticado, que conoce mejor los sectores económicos, también tiene como opción la inversión en bolsa.

Además, existen las inversiones en bienes inmuebles para quienes están pensando en un horizonte de más largo plazo, añade. Actualmente se puede abrir una cuenta de ahorro con un monto bajo, pero para invertir, por ejemplo, en fondos mutuos, se aconseja comenzar con alrededor de 100 dólares.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados