Tener dinero para emprender

Una de las ventajas de iniciar un negocio desde casa o de medio tiempo es que requiere de una baja inversión, por lo que obtener un crédito resulta un poco más fácil.

Sin embargo, el proceso de solicitud de un préstamo siempre requiere seriedad, compromiso y cubrir una serie de requisitos. Si quieres obtener un crédito, estos cuatro consejos te ayudarán a agilizar tu solicitud.

1. Fundamenta tu petición. Define el destino del capital: insumos, equipo, capacitación, una computadora, etc. Una vez que lo hagas, determina la cantidad que requieres con datos precisos sobre los costos. ¡Pide sólo lo que necesitas!

2. Analiza el mercado. Busca las opciones de financiamiento que mejor se adapten a tus necesidades y a las de tu negocio. Analiza plazos, tasas de interés y costos adicionales.

3. ¡Prepárate! Ordena tus papeles. Si tienes un negocio con mínimo dos años de operación, además de estados de cuenta positivos, vas por el camino correcto para conseguir el crédito que buscas. Si el crédito es para arrancar un negocio, elabora un proyecto que incluya gastos y costos, además de metas a corto, mediano y largo plazo.

4. Consigue un respaldo. En muchos casos, para aprobar un préstamo, las instituciones solicitan un aval –una persona que asume la responsabilidad final de pago– o una garantía, como la escritura de una propiedad. Acércate a un familiar o amigo de confianza para que este requisito no te detenga.

Paga a tiempo: Si ya conseguiste el dinero que necesitabas para emprender o hacer crecer tu negocio, diste un gran paso. Sin embargo, el reto continúa. Descubre la receta para que cumplir con los pagos de manera puntual no sea una misión imposible. Ante todo, necesitas planeción y disciplina.

– Elabora un calendario de pagos que te permita tener presente las fechas en las que debes saldar parte de tu deuda, cumplir con ellas por lo menos un día antes de la fecha límite, siempre que no existan penalizaciones por pago anticipado.

– Guarda una cantidad de dinero cada día y súmalo al monto que debes reunir para el pago del préstamo. De esta manera, contarás con un capital de respaldo para no depender de los ingresos de un solo día. Si por alguna circunstancia debes usar ese dinero, reponlo cuanto antes.

– ¿Te retrasaste en el pago de este mes? Tranquilízate. Aunque seguramente te harás acreedor a una multa, evita que ésta se incremente realizando el pago lo antes posible.

– Recuerda que el pago puntual de tu crédito te permitirá acceder a un préstamo más amplio. Sólo debes cumplir con las fechas de pago y llevar una buena administración.

Vía: SoyEntrepeneur.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion