¿Ya sabes qué hacer con las ganancias que obtuviste este 2016?

Ahora que se aproxima el final del año, te ofrecemos 5 alternativas de inversión para quienes han acumulado ganancias este año y que aún no saben qué hacer con su dinero. 

ganancias

Sea que se destine para el pago de deudas, como ahorro o como inversión, lo importante es que la decisión a tomar nos genere tranquilidad más que preocupaciones a futuro.

Y para saber qué factores debemos tener en cuenta a la hora de decidir qué hacer con ese capital que ahorramos a lo largo del año, proveniente de las utilidades y ganancias, te ofrecemos algunos consejos para todos los emprendedores que deseen rentabilizar sus ingresos de fin de año.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. Planificar las necesidades

Si se tienen claras las necesidades financieras ayudará a dar el mejor uso a los ingresos. Una forma simple de identificarlas es colocarlas en 3 grupos: necesidades frecuentes (alimentación, transporte, vivienda, vestimenta, cuotas de préstamos, etc.); necesidades a mediano plazo (capacitaciones o un negocio propio) y necesidades de largo plazo, como una casa propia.

2. Priorizar el pago de deudas

Se recomienda destinar parte del dinero al pago de deudas, priorizando el pago de las más caras (las que tengan la tasa más alta). Ello reducirá el monto de la cuota a pagar en los próximos meses, permitiendo contar con mayores excedentes y liquidez a finales de cada mes.

Te puede interesar: Cómo puedes sacarle provecho a tu gratificación de Navidad

3. Ahorrar el excedente recibido

De no contar con deudas, lo que se debe considerar es ahorrar el excedente y hacer que rentabilice en lo que llega la necesidad a la cual se destinará. Como opciones de ahorro tenemos 3, que varían en torno a las características de disponibilidad y rentabilidad.

Cuenta de ahorros: Alta disponibilidad al permitir retirar mis ahorros cuando desee. La contraparte es que la rentabilidad es nula.

Depósitos a plazo: Baja disponibilidad al permitir retirar mis ahorros solo al vencimiento del plazo establecido (de lo contrario se aplican penalidades). Mayor rentabilidad que la de una cuenta de ahorros.

Fondos mutuos de muy corto plazo: Combina la alta disponibilidad de las cuentas de ahorro y la mayor rentabilidad de los depósitos a plazo.

4. Invertir en un negocio

Una sugerencia para mantener la salud financiera es tener diversas fuentes de ingreso. La generación de un negocio o invertir en él, se convierte en parte importante de este objetivo. El excedente que tengamos servirá para llevarlo a cabo en el corto o mediano plazo.

5. Mantener un fondo en caso de gastos inesperados

Parte de los excedentes bien pueden servir para constituir un fondo de emergencia, el cual sacará de apuros ante gastos inesperados como accidentes, mantenimientos de emergencia en el hogar o el negocio, etc. Aquí se trata de disponer de ellos ni bien se presente la necesidad, ahorrarlo en un fondo mutuo de muy corto plazo es una opción conveniente.

Vía: elcomercio.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P