¿Cómo funciona el Régimen de Recuperación Anticipada del IGV?

Es un régimen especial que fomenta la adquisición, renovación o reposición de bienes de capital. Te explicamos en qué consiste a continuación.

Las empresas cuando inician sus operaciones tienen una serie de gastos muchas veces excesivos si se comparan con la escasa posibilidad de generar ingresos, lo cual se puede reflejar en la declaración jurada anual del impuesto de la renta, toda vez que se muestra una perdida tributaria.

En caso del Impuesto General de las Ventas (IGV) se observa que las empresas realizan una serie de adquisiciones de bienes, en su mayoría activos fijos y existencias que posteriormente las venderán, desembolsando una fuerte cantidad de dinero y pagado el IGV en las facturas que sustentan tanto las adquisiciones como los servicios.

Sin embargo, al no tener ventas aun el IGV que está consignado en las facturas deberá ser declarado como crédito fiscal y ser arrastrado hasta el momento de poder utilizarlo, lo cual determina en cierto modo una pérdida de liquidez para la empresa que recién está por iniciar una actividad.

¿Qué es el Régimen de Recuperación Anticipada del IGV?

En este sentido, la legislación determino la posibilidad de solicitar la devolución del IGV de las adquisiciones a través del Régimen Especial de Recuperación Anticipada del IGV, por lo cual se dictó el decreto legislativo N° 973, que ha sido modificado recientemente por la ley N° 30056.

Así que es un régimen que consiste en la devolución, mediante notas de crédito negociables, del crédito fiscal generado en las importaciones y/o compras locales de bienes de capital nuevos, efectuados por los contribuyentes que realicen actividades productivas de bienes y servicios gravados con IGV o exportaciones.

Este beneficio se aplicará a las microempresas, inscritas previamente en el Registro Nacional de Micro y Pequeña Empresa – REMYPE

Te puede interesar: ¿Qué es el Régimen Mype Tributario?

Requisitos

Para acceder a este Régimen los requisitos que debe reunir la Mype son:

– Estar inscrito en el REMYPE, con RUC en estado activo, no tener domicilio fiscal como no habido o no hallado, haber presentado declaración jurada del IGV en los últimos 12 meses, no tener deuda tributaria exigible coactivamente, llevar registros de compras/ventas electrónicas.

– Los bienes de capital deben ser nuevos, importados o adquiridos localmente, para ser utilizados directamente en el proceso productivo, cuya venta esté gravada con el IGV o que los bienes se destinen a la exportación (se establecen condiciones).

– El crédito fiscal a devolver será aquel que no se hubiera agotado en tres meses consecutivos a la fecha de anotación en el Registro de Compras.

– El monto mínimo que debe acumularse para solicitar la devolución del crédito fiscal es de una UIT (3,550 soles), vigente a la fecha de la solicitud.

– Llenar el Formulario n° 4949 – Solicitud de Devolución.

Vía: perucontable.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados