Lo que debes saber de las regalías y el Impuesto a la Renta

¿Sabías que los gastos pagados por la empresa por concepto de regalías son aceptados para determinar la renta a efectos del cálculo del impuesto a la renta?

En un mundo globalizado en el cual las marcas buscan prevalecer una sobre otra, resulta necesario registrar las mismas para evitar un uso indebido a través de
la falsificación o la producción de bienes sin la autorización de quien detenta los derechos de explotación de la misma.

El pago que se realiza por la utilización de la marca, algún lema comercial, un logotipo o algún tipo de invento o modelo de utilidad, determina que la persona que lo reciba genera un ingreso denominado regalía.

También existe la explotación de los derechos de autor, cuando el creador de una obra literaria o intelectual percibe por la cesión de los mismos una determinada
ganancia, la cual se encuentra gravada con el impuesto a la renta.

Regalías en el Impuesto a la Renta

Si bien es cierto, todos pueden tener una definición de regalías, hay que remitirse a las definiciones señaladas en el marco normativo regulador. Así pues encontramos que el artículo 2 de la Ley del Impuesto a la Renta, se define a las regalías de la siguiente manera:

Se considera regalía a toda contraprestación en efectivo o en especie originada por el uso o por el privilegio de usar patentes, marcas, diseños o modelos, planos, procesos o fórmulas secretas y derechos de autor de trabajos literarios, artísticos o científicos, así como toda contraprestación por la cesión en uso de los programas de instrucciones para computadoras (software) y por la información relativa a la experiencia industrial, comercial o científica”.

Por lo tanto, se deben considerar a las regalías, como el pago que un sujeto efectúa a otro, quien es el titular de derechos de autor, patentes marcas, fórmulas secretas, entre otros de naturaleza intangible, a cambio del derecho a explotarlos.

Te puede interesar: ¿Sabes que es el Derecho de Autor?

Tratamiento tributario

Hay que saber que los gastos pagados por la empresa por concepto de regalías son aceptados para determinar la renta a efectos del cálculo del Impuesto a la Renta, obviamente si se cumple en primer término con el principio de causalidad.

En la práctica ocurre que los fiscalizadores de Sunat tienden a cuestionar estos gastos sin sustento legal para ello, únicamente por la vinculación que generalmente existe entre el titular del derecho y la empresa. Sin embargo las normas del IR que regulan la deducción de gastos por concepto de regalías no establecen límites a los montos ni prohíbe que los beneficiarios sean los socios, accionistas o representantes de la empresa.

Para acreditar este gasto, es necesario contar por lo menos con el contrato de regalías y el documento que sustente quien es el titular del derecho que se está cediendo, como por ejemplo el certificado del registro de marca en el caso que la regalía esté referida al uso de este derecho. Asimismo, deberá acreditarse haber utilizado los medio de pago aceptados tributariamente, así como su registro contable.

Vía: perucontable.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL