¿Qué ha dejado el alza del dólar en el Perú?

fajos-de-dolares

¿Recuerda que a comienzos de este año, muchos analistas aseguraron que el dólar llegaría a los S/. 2,50? ¿Se cumplió? Para ser sinceros, el error no fue exclusivamente culpa de los analistas. Mucho tuvo que ver la política económica implantada por Estados Unidos. Con el retiro del estímulo monetario dentro del país yanqui (menos dólares en el mercado), el dólar subió como la espuma en diferentes partes del mundo. Y el nuevo sol no pudo luchar contra esa tendencia. ¿Cuál es el panorama que ha dejado el incremento de más del 9% del valor del dólar en el país?

Impacto en los Exportadores

Los exportadores son los grandes ganadores con el incremento de la divisa norteamericana. Recordemos que hasta el 2012, muchos exportadores habían mermado sus ganancias debido a la caída del dólar. Sin embargo, el 2013 ha sido un año de recuperación para este sector. De continuar la misma senda, dedicarse a la exportación de bienes continuará siendo muy rentable. Ojo a los emprendedores.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Impacto en la Bolsa de Valores

La BVL ha sido de las más golpeadas con este reajuste del tipo de cambio. Las pérdidas que presentan las veinte principales empresas no financieras que invierten en Bolsa, se acerca a la nada despreciable cifra de los S/. 500 millones. La caída del precio de los commodities ha contribuido, también, con su granito de arena. Un mal año para la bolsa capitalina, sin duda.

Impacto en el Deudor Financiero

El deudor común ha sido muy inteligente. Pese a la caída del dólar en el 2012, nunca se aventuró a contraer deudas en esta moneda. No es el mismo panorama para las empresas peruanas. Solo basta recordar que el 52% de los créditos empresariales pertenece esta divisa. Imagínese, deuda terriblemente incrementada en el último año.

Impacto en la Tributación

Muchos podrían pensar que también este aspecto resultará negativo para las empresas. Sin embargo, no es así. La nueva regulación (vigente a partir de este año) establece que las empresas podrán disminuir hasta en 30% del importe ocasionado por la diferencia de cambio en la declaración de Impuesto a la Renta. Vale aclarar que esta opción solo podrá ser aplicada para aquellas actividades fruto de la actividad gravada o por créditos obtenidos para tal fin.

En hora buena, ¿no es cierto? Lo que el Estado ha hecho entonces es equiparar la tributación con el lado contable, para facilitar a los aportantes el manejo del Impuesto a la Renta. Así, cuando la divisa internacional esté por las nubes, se tendrá que pagar menos. Si sucede lo contrario, se tendrá que pagar más. Aproveche este recurso si es que ha contraído algún tipo de deuda en dólares durante el año que está a punto de finalizar.

Vía: “Portafolio económico”

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario