Sunafil prevista a entrar con fuerza a fines de año

sunafil

sunafil

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) recién entraría a funcionar a finales del año o inicios del 2014, aseguró la ministra de Trabajo, Nancy Laos. Las razones por las que la Sunafil no esté activada en el mes patrio, como estaba previsto a principios de este año, se deben a problemas de la etapa de implementación. La búsqueda del perfil adecuado para el Superintendente y temas de documentos de gestión figuran entre las trabas señaladas.

La Sunafil tiene  como propósito promover, supervisar y fiscalizar las normativas laborales de los centros de trabajo. Del mismo modo, pretende aumentar las multas a las empresas que infrinjan los derechos de trabajo como efecto disuasorio. No se trata de “multar por multar” aseguró Laos a Gestión.

Grupos empresariales han mostrado su pavor ante las multas. El representante de la  Confiep, Alfonso García Miró, había expresado su malestar ante las altas multas que se les impondrían a las empresas que afecten los derechos laborales. En este sentido señalaron que las multas habían pasado de un máximo de 20 UIT (S/. 74.000) a 200 UIT (S/. 740.000). En este aspecto el Ministerio de Trabajo ha convenido en que habrá 90% de descuento a las empresas que subsanen sus faltas.

Para mayor detalle, y gracias a un informe del diario Gestión, Laos indicó que las multas se basarán en la escala de multas con criterios de infracciones leves, graves o muy graves y con rangos de S/. 370 (0.10 UIT) a S/. 5,500 (1.50 UIT) para microempresas; entre S/. 740 (0.20 UIT) a más de S/. 62,900 (17.00 UIT) para pequeñas empresas; y entre S/. 1,850 (0.50 UIT) hasta S/. 370 mil (100 UIT) para las empresas medianas y grandes.

El tema del dinero es disuasivo. Germán Lora, profesor de la Maestría en Finanzas y  Derecho Corporativo de Esan, sostuvo que está de acuerdo con los propósitos de esta nueva entidad. Sin embargo, en entrevista para la página web de ESAN, recalcó que sería provechoso que la entidad toque temas de prevención y de educación para que justamente se eviten las infracciones que dan sentido a los fiscalizadores.

Asimismo, la implementación de la  Sunafil debe tener un trabajo muy compenetrado con los gobiernos regionales pues actualmente las gobernanzas tienen sumamente descuidada su capacidad fiscalizadora. Existen casos de que solamente tienen a 5 personas encargadas de la regulación.

Vía: conexionesan.com, Gestión, El Comercio

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.