SUNAT: Conoce si tu negocio califica para la “Declaración Cero”

Es una norma de la Sunat que beneficia a las pequeñas empresas y personas naturales con negocio evitando la declaración jurada mensual de IGV-Renta.

“Declaración Cero” es una norma emitida por la Sunat dirigida a todos los contribuyentes y empresas que no tienen actividades en un determinado mes.

Es decir, aquellos que no hayan efectuado compras ni ventas, no tendrán obligación de presentar la declaración jurada mensual de IGV-Renta. Esto debido a la cantidad alta de contribuyentes que presentaban su declaración mensual de IGV-Renta consignando “0”, así como otros que no cumplían con esta obligación.

Por ello, esta medida beneficiará a las pequeñas empresas y personas naturales con negocio, puesto que se les elimina el riesgo de ser multado en caso el contribuyente se olvide de declarar sin tener ingresos, ventas o adquisiciones en un mes.

Cómo era antes

Anteriormente, al contribuyente se le comunicaba que era omiso, se le daba un plazo breve para que pueda acogerse a la gradualidad de la sanción, pero de todas maneras se aplicaba una sanción.

Estas infracciones, que podían ascender a 1 UIT, podían presentarse por la presentación extemporánea de la declaración de un período en el cual el contribuyente no tuvo ingresos.

Ahora, igualmente se le va a recordar y decir que no presentado su declaración por lo que debe verificar y de estar obligado, presentarla, caso contrario hacer caso omiso a esta comunicación. Con esta disposición, se elimina el riesgo de ser multado en caso el contribuyente se olvide de declarar sin tener ingresos, ventas o adquisiciones en un mes.

Te puede interesar: ¿Cómo usar “Declara fácil” para los pagos tributarios?

Excepciones

– La primera excepción es para ingresos que, siendo no gravados por IGV, sí están afectos al Impuesto a la Renta (IR).

– La segunda excepción son los bienes o servicios que generen derecho a crédito fiscal, como las facturas. Si el contribuyente realiza una adquisición y le entregan una factura, que es un comprobante de pago que le da derecho a crédito fiscal, ya tampoco estaría en la posibilidad de no presentar la declaración.

– La tercera excepción es cuando el comprobante de pago (que otorga derecho fiscal) se ha anotado en el Registro de Compras de la empresa porque si la anota en el Registro de Compras nuevamente se obliga a presentar esa declaración.

Vía: gestiona-peru.com/gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados