10 características que los empresarios deben copiar de los niños

creativos

Es curioso pero para triunfar en el mundo empresarial se necesita de ciertos valores o características que teníamos cuando éramos niños y, que debido al paso del tiempo hemos relegado o dejado de practicar, pensando erróneamente que no ayudaban en nada a nuestro desarrollo profesional. En la actualidad en donde el sector es más competitivo, los empresarios tienen más motivos para volver a recordar sus acciones infantiles y llevarlas a la práctica en los negocios.

1.- Los niños no se dejan llevar por los prejuicios

Ellos interpretan cada cosa en base a su punto de vista, alejados están las convenciones y los prejuicios. Un factor fundamental para los empresarios que necesitan de una mente abierta para encontrar las mejores ideas, esta actitud les permite ver el mercado y competencia con otros ojos.

2.- Los niños son curiosos

Los niños siempre están preguntando, es un hecho que su curiosidad no tiene un límite. Este tipo de actitud la deben copiar los adultos para salir adelante en los negocios, como líderes tienen la obligación de buscar toda la información posible acerca de sus clientes, competencia, mercado y las soluciones para alcanzar sus objetivos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3.- Son creativos

La ilusión de los niños es su máxima motivación, su creatividad no tiene límites y esta actitud también la debe copiar el empresario. En los negocios la creatividad genera innovación, un factor clave para diferenciarse de la competencia.

4.- Encuentran amigos rápidamente

Los empresarios necesitan incrementar sus lazos con otros expertos y aumentar sus conocimientos, no pueden trabajar solos ni prescindir de su equipo. Con respecto a los niños, ellos en cada persona encuentran un amigo y no tienen miedo a socializar.

5.- Para los niños no hay nada imposible

Su ilusión les permite asumir que todo es posible, no ven los obstáculos con miedo solo los pasan aunque sea difícil al comienzo. Es como el camino empresarial, a lo largo del trayecto se presentan muchas piedras, que hay que saber sortear para seguir adelante.

6.- Ellos siempre utilizan sus propios recursos, no importa así sean limitados

Ante un problema los niños utilizan los recursos a su alcance para resolverlo, no importa si son limitados. Los empresarios también deben asumir esta actitud, como son los casos cuando no se tiene dinero para alquilar una oficina o contratar más personal, se puede optar por trabajar desde casa y optimizar tareas.

7.- No pueden salir adelante solos

Un niño no puede sobrevivir por sí solo sin la ayuda de sus padres, es lo mismo para los empresarios, ellos no pueden prescindir de sus socios y colaboradores para lograr los objetivos trazados. Un negocio no es nada sin el trabajo de un equipo productivo y fortalecido por un líder.

8.- Para los niños la vida es fácil

Para llevar por buen rumbo a la empresa hay que tener dosis de sinceridad con todos, asumir que es lo que conviene al negocio y que debe ser relegado. Como los niños que viven sin preocupaciones y no tienen miedo de mostrar sus necesidades y preferencias.

9.- Aprenden de sus errores

Como los niños que no tienen miedo a cometer errores, igual los empresarios, porque cada error es una lección para mejorar y optimizar los métodos de la empresa. Muchas veces los resultados negativos frustran pero no es el final de la tarea, más bien un aliciente para empezar de nuevo, esta vez con la seguridad de no volver a cometer el mismo fallo.

10.- No le dan mucha importancia al dinero

Para ellos el dinero no es lo más importante, sino la alegría y la diversión del momento. En el camino empresarial el dinero tampoco es clave, porque de que vale tantos ingresos sino hay motivación ni ganas de crecer en el ambiente laboral.

vía: revista mujer de negocios, el arte de la estrategia e identi.li

foto: smartick.es

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario