10 técnicas inteligentes para motivar a los empleados

empleados motivados

empleados motivados

¿Cuáles son las técnicas inteligentes para motivar a los empleados?

Si bien es cierto que ellos son la parte esencial y productiva de toda empresa, no son máquinas. Sería un gran error entonces esperar que ellos estén constantemente informando lo que hacen varias veces al día, que hagan un trabajo rutinario y que se enfrenten diariamente con diferentes tipos de personas sin que lleguen eventualmente a perder el interés, aburrirse y hasta quemarse con su trabajo.

Y es que los empleados desmotivados afectan claramente el desempeño de la empresa. Echa un vistazo a las 10 cosas que todo líder emprendedor puede hacer para traer de vuelta su entusiasmo.

1. Brindar instrucciones claras a los empleados

En lugar de exigir siempre que ofrezcan lo mejor de sí, se debe pedir que hagan algo más específico.
Decirles, por ejemplo, que se necesita el resultado exacto de lo que desea para que no se sientan frustrados si no cumplen con las expectativas el jefe.

Por ello se debe impartir detalladas instrucciones y asegurarse que ambos estén en la misma sintonía. De esta forma no estarán en un estado constante de preocupación sobre que o no hacer para que se vea su involucración en el trabajo.

2. Trabajar mientras ellos lo hacen

Ser jefe no se traduce simplemente en estar sentado en la oficina y ordenar a la gente que hagan cosas por uno. El líder emprendedor debe dar el buen ejemplo y mostrar a los empleados que al igual que ellos uno se encuentra trabajando duro. Si ellos ven que el jefe está haciendo su trabajo, no hay ninguna razón para que no hagan lo mismo.

3. Alimentar sus egos de la mejor manera

Se debe asignar una tarea a un empleado en la que tenga totalmente la certeza que puede hacerlo. La gente valora la confianza y harán cualquier cosa para no defraudar tal estímulo. Hay que decirles de frente que uno desea específicamente que él haga el trabajo porque se tiene la certeza que él puede hacerlo.

4. Decirles que son buenos en algo

En lugar de destacar con regularidad los errores de un empleado (lo que puede dañar lentamente su autoestima), ¿por qué no hacer un hábito el felicitarlo de vez en cuando?

Por ello, se debe hacerle saber que él es bueno en algo y que uno reconoce y aprecia eso. Por ejemplo, comentarle que uno está agradecido que la empresa tenga un buen técnico o un buen tomador de decisiones.

5. Recompensarlos con pequeños regalos

Los regalos no deben ser tan grandes como un nuevo ordenador portátil de marca. Las pequeñas muestras de aprecio como una nota manuscrita a un nuevo empleado que hizo un gran trabajo, va a motivarlo durante mucho tiempo.

Y es que dar una recompensa bien merecida, como extender sus vacaciones por ejemplo dos días más si logra que un proyecto sea exitoso también los puede motivar aun más.

6. Recordarles constantemente la importancia de lo que hacen

Hay que recordar al personal que cada uno de ellos es tan importante como los otros. Lo necesario que es su presencia y que cada pequeña cosa que hace, ya sea buena o mala, afectará a la empresa y su gente.

A veces, sólo se necesita un pequeño recordatorio a un empleado que esta desmotivado para que vea que no está a la altura de lo que se espera que haga. Proporcione un feedback de su desempeño tanto positivo como negativo, para que el vea las cosas que todavía es capaz de hacer y las cosas que él debe mejorar.

7. Tener un entorno de trabajo limpio

Un lugar de trabajo desordenado no sólo se ve poco profesional, también puede hacer que los empleados se sienten aburridos y deseen estar en otro sitio.

Por ello se debe tratar que la oficina tenga un entorno propicio para el trabajo a fin que su personal este energizado para continuar con su labor cotidiana. Los lugares de trabajo deben estar adaptados específicamente al tipo de trabajo que su equipo realiza, con muebles organizados y ergonómicos, así como aparatos y equipos de oficina completos.

8. Implementar un código de vestimenta más relajado

El jefe debe considerar que hay empleados que se sienten incómodos al tener que llevar un traje corporativo todo el tiempo. Si una empresa tiene un estricto código de vestimenta, puede designar un día de la semana (por ejemplo los viernes) en la que puedan intercambiar la ropa de oficina formal para un look más casual.

9. Hablar con ellos

El personal puede estar guardando un rencor que les impiden tener un buen desempeño en el trabajo y la única forma que tiene el emprendedor para aflorar esto es hablar directamente con ellos.

Por ello se debe tener una reunión con un empleado en un contexto informal para que él no se sienta intimidado. Averiguar también qué es lo que está contribuyendo a la disminución de su rendimiento. Esto le hará sentir que el jefe se preocupa por él y que está dispuesto a ampliar su ayuda.

10. Establecer una meta

Establecer un objetivo da sentido a las cosas que está haciendo actualmente. Si los empleados están haciendo sus tareas por el simple hecho de terminar como parte de la descripción de su puesto de trabajo, entonces no son más que especies de robots.

Se debe establecer una meta como “Ser la mejor empresa del sector” y asegurarse que sus empleados sepan de la visión. Si lo hace, hará que vean un propósito más grande para sus tareas diarias, y que se motiven más a hacer su parte para lograrlo.

¿Has pasado por una experiencia similar de motivación por parte del empleador? ¿podrías contarnos dicha experiencia?

Vía:blog.gigya
Foto:managementjournal

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.