10 tipos de personas que podrían arruinar tu negocio

compañera-negativa

El viejo refrán “Mejor sólo que mal acompañado” calza a la perfección en los negocios. Y es que es cierto, existen personas a tu alrededor, desde socios, empleados de confianza o amigos, que pueden traer abajo tu negocio. No es que ellos tengan la intención que así sea, sino que su propia actitud y comportamiento hacen que todo lo que esté a su alrededor se infeste de negatividad. ¿Quieres saber quiénes son esas personas? Esta lista te será de mucha ayuda.

  1. La sirena

El ser mitológico que con su canto dejaba fuera de sí a los navegantes. La sirena es toda aquella persona que te aleja del foco de tu negocio para hacer otras cosas ajenas a él. También se incluye en la categoría de sirenas, a los individuos que te venden una idea de negocio que te sacará de pobre, pero que ellos nunca han probado.

  1. La cabra

Las cabras, en un negocio, son las personas que se caracterizan por ser carismáticas, habladoras y atrayentes con la gente. Sin embargo, para los negocios las cabras son altamente negativas. Sus decisiones siempre son erradas, y lamentablemente, pueden arrastrarte hacia ellas.

  1. El elefante

En la experiencia de todo negocio hay momentos aciagos que uno no quiere recordar. Sin embargo, cuando tenemos a un socio elefante o a un empleado elefante, siempre nos recordarán las malas experiencias vividas. No es que sean unos precavidos extremos, sino que son unos negativos tremendos.

  1. El envidioso

Hay individuos que para ocultar su mediocridad tratan que otros estén iguales o peores que ellos. Cuidado con tener amigos o empleados así. Ellos buscarán boicotear tu negocio, con el único fin de que no los superes.

  1. El narcisista

En todo negocio siempre encontraremos a esa persona, que tiene grandes ideas (y que lo sabe), pero que no se atreve a ponerlas en ejecución. El narcisista siempre te recomendará que no des el siguiente paso, porque considerará tus ideas como poco ambiciosas o inteligentes.

  1. El némesis

Quizás tienes el enemigo en casa, y aún no te percatas de ello. Sin embargo, lejos de sacarlo de la esfera de tu negocio, lo que deberías hacer es acercarte a él y advertir las razones por las que el némesis se contrapone a ti. Puedes terminar aprendiendo valiosas lecciones, que jamás se te hubieran ocurrido.

  1. El Ares

El dios griego de la guerra también podría estar presente en tu negocio. Un Ares es aquella persona que le gusta crear conflictos en la empresa, y que solo lo hace para sentirse ganador tras dichas riñas. En suma, al Ares le gusta alimentar su ego a base de la desgracia de los demás.

  1. El Dioniso

Dioniso (o Dionisios como algunos lo nombran) es el dios griego del vino y el placer. Nunca van a faltar los Dionisos en tu negocio. Son los que te esperarán al final del día para celebrar, con o sin motivo. Cuídate de los Dionisos porque pueden alejarte del objetivo de tu negocio. Las celebraciones están bien, pero únicamente en los momentos especiales, no a diario.

  1. El gato negro

Este curioso animalito es considerado por los supersticiosos como un imán de la mala fortuna. El gato negro, en el terreno empresarial, es todo aquél que vive deprimido, con la cabeza gacha, y que no sabe ni siquiera por qué va al trabajo a diario. Lo único que puedes recoger de ellos es desgracia y malos consejos.

  1. El gato gordo

Hay socios o personas fuera de tu negocio que actúan como los clásicos gatos gordos. ¿Qué es un gato gordo? Clasificamos a una persona como gato gordo cuando te ofrece todo el dinero del mundo para un negocio extraordinario, pero que en realidad, lo único que consiguen es que comiences a pisar huevos en tu camino empresarial.

Vía: entrepreneur.com

Foto: chicastips.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion