14 pautas para recuperar el espíritu emprendedor de la niñez

niños-emprendedores

Cuando éramos niños nuestro espíritu emprendedor se manifestaba en todo momento, no habían miedos y existía la oportunidad se asumir riesgos sin tanta presión, fuimos competentes sin la necesidad de tomar lecciones o cursos. Mientras los años pasaban esta mentalidad fue cambiando, teníamos que someternos a lo que nos decían los demás y dejamos de perseguir los propios sueños.

¿Te gustaría recuperar ese espíritu emprendedor de la niñez? Para lograrlo toma en cuenta estas 14 pautas, todo depende de ti mismo.

Poner el corazón en lo que hagas

Aprovecha cada instante como si fuera el último, no importa que estés haciendo, ese momento es importante así que pon toda tu energía para disfrutarlo al máximo. Como los niños que ponen el corazón en todo lo que hacen, ya sea jugando, riendo o corriendo.

Ser flexible

Puede que al primer intento las cosas no salgan como querías, pero la clave está en seguir intentándolo, la experiencia fallida te servirá para encontrar y explorar nuevas formas de solución. No desesperes, es un error frustrarse y derrumbarse ya que por ello podría abandonar tus proyectos.

Tener una mente abierta

El mundo está lleno de posibilidades y nuevas percepciones y como emprendedor tienes que saberlo. Entrar al negocio con ideas ya preconcebidas te puede cerrar muchas puertas, las oportunidades se presentan a cada instante y hay que tener visión para asumirlas.

Tienes que divertirte en lo que haces

Si lo que haces no es divertido para ti, debe ser que algo está yendo mal. Sea cual sea la situación siempre existe la posibilidad de pasarla bien, la clave está en tu modo de ver las cosas e imaginación.

El mundo está lleno de cosas sorprendentes y tienes que descubrirlas

El espíritu emprendedor de los niños los llevaba a tener preguntas para todo, la ilusión por descubrir cada cosa era su máxima motivación. Nunca se termina de aprender y no hay nada de malo en asombrarse y explorar nuevas alternativas.

Diviértete compartiendo

Como los niños que comparten sus juguetes con sus amigos para divertirse en conjunto, así también los emprendedores tienen que trabajar con otros para que las respuestas y el proceso sean más gratificantes.

Si caes tienes que levantarte

Los niños se caen, lloran, vuelven a levantarse y con el mismo ímpetu siguen intentándolo. Una práctica que los emprendedores deben tomar en cuenta, ya que el estar lamentándose hace que se pierdan las cosas más divertidas, las acciones fallidas solo son piedras en el camino para alcanzar el éxito.

No tener miedo a socializar

El espíritu emprendedor de los niños los lleva a socializar y conseguir nuevos amigos, al final termina pasándolo bien en conjunto y compartiendo experiencias. El socializar vale la pena y otorga posibilidades a los líderes.

No tener miedo a expresar tus emociones

Ya sea que estés triste o feliz, aprende a aceptar tus emociones y expresarte, ya que si te reprimes terminarás frustrado.

Mira las cosas como si fuera la primera vez

Abre tu mente a las nuevas ideas y oportunidades, celebra a cada momento lo extraordinario como si fuera la primera vez.

Ser honesto

Una cualidad que los demás aprecian de un líder, es mejor decir siempre lo que piensas y sientes de una manera respetuosa. Las palabras pueden sonar duras a veces, pero es un factor que te ayudará a ganarte la confianza de los colaboradores.

Los limites los pones tú mismo

Las primeras limitaciones están en la mente, no pretendas que los demás manden en tus proyectos o te digan qué hacer. Las barreras son propias en todo emprendimiento y siempre habrá formas de salir adelante.

Siempre es divertido aprender cosas nuevas

El espíritu emprendedor de los niños los lleva a estar aprendiendo constantemente, una práctica divertida que los ayuda a resolver los problemas cotidianos. Mientras más preparado y capacitado estés existen más oportunidades para alcanzar los objetivos.

No tengas miedo a hacer el ridículo

Si nunca lo intentas te quedarás con la duda, olvídate de las críticas y atrévete en los negocios, puedes ser el pionero del sector. Como los niños que no se avergüenzan y se divierten en toda situación.

Vía: abrir negocio, el arte de la estrategia y  quaderns digitals

foto: bebes y más

Deja un comentario