4 características que las personas con suerte tienen en común

personas de exito

Seguro que conoces a alguien “suertudo” y exitoso que pareciera nunca acabársele la buena fortuna. ¿Qué hacen para tenerla y para conseguir sus sueños?

Debes saber que hay ciertas características que las personas con suerte tienen en común; que son personas que día a día logran cumplir sus metas” sin esfuerzo alguno”, mientras que otras verdaderamente sudan la gota gorda para conseguirlo.

Se trata de la gente gente con “suerte”, personas muy exitosas que consiguen lo que se proponen. En este sentido, el psicólogo Richard Wiseman, profesor en la University of Hertfordshire, Inglaterra, llevó a cabo un estudio de diez años para determinar por qué algunas personas tienen más suerte que otras .

Precisamente, los resultados de su investigación los ha compartido en una entrevista con The Telegraph , donde afirma que personas afortunadas generan buena fortuna a través de cuatro principios básicos sin hacer uso del trébol de cuatro hojas.

Maximizar las oportunidades

¿Quién tiene más porcentaje de posibilidades de encontrarse un billete en la calle? Bueno; quien sale más a caminar. ¿Y para encontrar trabajo? Quien más lugares busca, aplica o portales de empleo visita en la web.

Esta es la situación de lo que podemos entender por suerte; que no es más que una cuestión de probabilidades, y cuantos más tickets de rifa se compre en la vida, más oportunidades se tendrá para ganar el “premio”. Es decir; las personas con suerte son las que crean más oportunidades, logran percibirla antes y actúar sobre ellas.

Escuchar la intuición

Otra de las características es cuando la gente con suerte toma las acertadas decisiones usando solamente su intuición y su instinto, asegura Weisman.

Según sus estudios, el 90% de las personas afortunadas señalan que hacen caso a su intuición en cuanto a sus relaciones personales, y casi un 80% asegura que juega un papel vital en las decisiones laborales.

¿Significa entonces que la gente con suerte tiene mayores corazonadas acertadas que el resto de la gente común y corriente? Quizás, pero ellos son más propensos a la acción: son gente muy activa que logra maximizar sus posibilidades de tener buena suerte. En resumen : quien no apuesta no gana, y quien no hace caso a su instinto no apuesta.

Esperan tener buena fortuna

La gente con suerte, increíblemente, son los que piensan que algo va a ocurrir por lo que toman las previsiones del caso y se someten a la acción (conscientes o inconscientes) y que acaban haciéndola realidad.

Entonces, podría decirse que la gente no es afortunada, sino simplemente entusiasta. Lo dice el investigador, “las personas afortunadas tratan de alcanzar todos sus objetivos aunque las posibilidades de tener éxito sean pequeñas, pero perseveran en el caso de fallar”.

Transforman la mala suerte en buena

Pero muchas veces a la gente afortunada no le sigue la buena suerte., pero son testarudos afrontando la adversidad con otra óptica distinta a las personas que, con solo pensarlo, se creen ya desgraciadas.

Para Weisman, la gente con suerte, contempla el lado positivo de su mala fortuna, sin detenerse en ella y toman todas las precauciones necesarias para que no les pase nuevamente. En definitiva, la gente afortunada no cree en la suerte, sólo en su capacidad para que les vaya bien todo lo que hagan.

El psicólogo explica también que parte de la suerte tiene que ver con la mentalidad. De tal forma que las personas que se ven a sí mismos como desafortunados tienden mucho a fallar en las elecciones que hagan. Mientras que los afortunados siguen sus corazonadas internas para cosechar las recompensas.

Otro de los detalles de la gente desafortunada es que siguen regularmente ciertas rutinas. Wiseman reveló que los afortunados al introducir variedad en sus vidas, aumentan la probabilidad de oportunidades.

También para el liderazgo empresarial

Las investigaciones de Wiseman también se relaciona con la suerte en personas de negocios exitosas, especialmente para ejecutivos de la pequeña y mediana empresa para que desarrollen sus habilidades de liderazgo y motivación.

Precisamente, para ellos, la suerte es la colección de ciertos hábitos que practican que todos catalogan de afortunados. Entonces, ¿qué hacen aquellos líderes que “siempre les va muy bien”?

Los líderes con “suerte” no creen en ella : en todo caso lo que los caracteriza son sus hábitos de detectar personas, recursos y circunstancias para el éxito de sus metas.

También tienen eventos desafortunados : pero tienen ese “don” de detectar las oportunidades en medio de las desgracias para convertirlas en cosas exitosas y de provecho.

Muchos líderes renuncian antes de tiempo: se trata los “fracasos” no hubieran existido si el líder no hubiera sido persistente hasta conseguir lo que se propone. Y es que el hábito de la perseverancia consigue sorprendentes resultados

Los líderes apuestan a ganar y no perder : el líder “suertudo” apuesta sobre las probabilidades de éxito, no sobre las probabilidades de fracaso. Por ello tienen el hábito de elegir escenarios favorables para cumplir sus metas.

Los líderes generan buenas ideas escuchando a otras personas: siempre están alertas cuando una persona les cuenta algún problema o necesidad. Y a veces allí puede existir un buen negocio oculto. Entonces, tienen el hábito de escuchar y estar siempre atento.

Están siempre listpos y preparados: así como los Boys Scouts, ellos dominan las habilidades y concimientos de su campo de acción. Tienen el hábito entonces de aprovechar la oportunidad que les permita aprender más para no titubear cuando se le

Atraen cosas buenas hacia ellos: pero no es por la suerte sino que siempre buscan mantener pensamientos optimistas sobre su vida y trabajo; es decir, cultivan el hábito del pensamiento positivo.

¿Qué otros hábitos agregarías? ¿Cuáles son los competentes de tu éxito?

Vía: 99u
Foto: bloguismo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion