4 excusas que te detiene para ser un empresario de éxito

empresario

El inicio de un año nuevo nos abre la posibilidad a que nos replanteemos nuevas metas o tengamos la mayor intención de alcanzar aquellas que no conquistamos el año anterior.

Sin embargo, en muchas ocasiones el panorama de oportunidades no se concretan por ciertas excusas. Pero, ¿porqué no hacer este año una diferencia y nos ponemos un objetivo tan importante como crear nuestro propio negocio?

Los propietarios y dueños de negocios y empresas pasan muchos años construyéndolo donde a meta es continuar creciendo para lograr el mayor éxito posible. Aunque ciertas fuerzas externas eviten el crecimiento de una empresa, muchas veces los problemas pueden ser internos. De hecho, la misma persona que trabajó fuertemente para sacar adelante el negocio puede ser la que lo esté hundiendo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lo cierto es que llevar sobre los hombros ese equipaje empresarial y llegar al éxito no es nada fácil, así, hay maneras de abordarlo, superarlo y conseguir ser todo un empresario.

Las 4 peores excusas para no ser empresario

Precisamente, estas son algunas de las excusas más comunes que frenan a futuros propietarios de pequeñas empresas:

  1. No renunciar al trabajo : Es natural que las personas se aferren a la seguridad y un sueldo fijo, ya sea aplazando su propio negocio o trabajar en él a tiempo parcial. Lo importante es ser una persona preparada, hacer un plan y buscar un inversionista. La mayoría de los inversionistas no darán un centavo si no se ha dado este importante paso. Puede dar cierto temor, pero si no crees en ti mismo ¿por qué debería alguien más hacerlo?
  2. No tener suficiente capital : Recuerda esto: Nadie tenía suficiente capital cuando empezaron su negocio y sólo unos pocos tuviern la suerte de conseguirse a inversionistas. Cuando ya se tiene un plan para dejar su trabajo actual, debe incluir escatimar y ahorrar lo más posible. Puede que tenga que reducir su tamaño en un espacio más pequeño, en serio trabajar en su presupuesto y recordar que se tiene que invertir su propio dinero antes de esperar que alguien más quiera hacerlo.
  3. No contar con las conexiones adecuadas : Hoy gracias a las páginas web de las empresas y todas las redes sociales existentes es posible llegar prácticamente a todo el mundo. Entonces, se debe intentar comenzar con algo pequeño, conforma una pequeña red de contactos que funcione como base para luego construir el camino a la cima del éxito. Muchas de las empresas con más éxito de la actualidad se basan en el perfeccionamiento de las ideas e innovaciones anteriores.
  4. No tener tiempo : Todo el mundo tiene la misma cantidad de tiempo, la única diferencia es lo que cada uno está dispuesto a hacer con su tiempo. Define las prioridades y los tiempos que se dedicará cada una de ellas, de esta forma uno podrá organizar de manera efectiva todo tu tiempo.

En tu caso, ¿qué te detiene para que seas un empresario?

Vía: Entrepreneur

comments

Autor entrada: Equipo Pymex S

Deja un comentario