5 características de los “knowledge workers”

knowledge workers

knowledge workers

Con el avance de la tecnología, hoy los equipos de trabajo de la mayoría de las empresas cuentan con dos pilares fundamentales para tener éxito: la colaboración y la inteligencia colectiva.

A ello se agrega a los líderes dinámicos y eficaces y a las peculiares características de los “knowledge workers”, un nuevo perfil profesional de toda empresa 2.0.

¿Qué son los knowledge workers?

El término lo definió el escritor austriaco Peter Drucker en 1959, quien se anticipó al futuro laboral al publicar su libro Landmarks of Tomorrow. Drucker, considerado el mayor filósofo de la administración en el siglo XX, predijo que los mayores cambios en la sociedad vendrían por el uso de la información.

De tal modo que ahora un “knowledge worker”, llamado “profesional del conocimiento” o “profesional flexible”; es un trabajador cuya principal función es hacer algo con el conocimiento, ya sea crearlo, distribuirlo o aplicarlo.

Por lo tanto, puede ser cualquiera empleado que trabaje en planificar, buscar, organizar, analizar, archivar, programar, vender, distribuir, transformar o usar información.

Pareciera que se trataría de gente relacionada con los sistemas de información, pero no es así, ya que podrían estar incluídos abogados, maestros, médicos e investigadores, ya que al final, gracias a la informática todos tenemos la posibilidad de manejar información que está mucho más al alcance de todos.

En el fondo del asunto lo que Drucker intentó fue definir a los sucesores de los trabajadores manuales tradicionales de las fábricas.

Desde entonces ha sido una figura que ha ido cobrando importancia y notoriedad en los organigramas de toda empresa 2.0 donde representan la perfecta unión para fomentar mejoras en la innovación y necesidades de las empresas.

Un dato interesante : el knowledge worker ha jugado un papel importante en el desarrollo de los negocios y empresas en los Estados Unidos donde han colaborado en un 70% al crecimiento de ese país durante los últimos 30 años.

A ello se suma que el 85% de los nuevos empleos creados durante los últimos 10 años han necesitado de las habilidades de este tipo de empleados.

Lo cierto es que desde hace 30 años, las características de los knowledge workers han cambiado de manera radical, básicamente gracias a la tecnología.

Y a diferencia del trabajador manual clásico, el trabajador del conocimiento es dueño de los medios de producción quien se identifica con su área de especialización, no con su empleador. Es decir, la organización es un recurso, un espacio donde aplicar sus conocimientos.

Por ello que su lealtad no se ofrece por el salario sino a través de la oferta de oportunidades para su desarrollo. Entonces; no puede, ni debe ser supervisado. ¿No crees que es un trabajador único?

Con tales características se plantean entonces importantes desafíos a las empresas tanto en la gestión como en la organización.

En el primer caso, ellos necesitan de un ambiente adecuado para el despliegue de sus capacidades y, en cuanto a la organización, no pueden ser supervisados bajo las jefaturas sino de equipos.

1. Toman decisiones

Al tener una amplia visión los hace poseer una perspectiva integral, que les ayuda resolver conflictos de cualquier género y tipo. Y es que al contar con la gestión del conocimiento los ayuda a incrementar y mejorar las competencias, así como a lograr mayor eficacia en los procesos y las operaciones.

Cuando pasan del dato a la comprensión de la información, es decir, al conocimiento, ellos ya tienen las condiciones para mejorar la toma de decisiones. También se les facilita el aprendizaje y la innovación, lo que lespermite crear valor y orientar a la empresa a que logre el éxito.

2. Innovadores

El punto fuerte del knowledge worker es el capital intelectual y la manipulación de la información. Ellos nunca se conforman con las soluciones simples y fáciles y sacan todo el potencial de las estrategias, de los planes y colaboraciones.

Y al ser innovadores, tanto a nivel técnico como social; ellos diseñan, conceptualizan e implementan sistemas de soporte físico y lógico sumado a grandes proyectos complejos relacionados con la tecnología y la investigación.

A fin de cuentas al tener a la mano diversas funciones que realizan cotidianamente están muy vinculados a la toma de decisiones y a la innovación, tanto en producto como el proceso, la ejecución y diseño.

3. Calidad más que cantidad

Es una persona que está orientada a cumplir con objetivos a través de ideas, más que de acciones. Es muy probable que tengan especialización en algún área de conocimiento.

Y como todo “empleado del conocimiento” es un trabajador único ofrece cierta individualización donde radica la clave de su efectiva gestión moderna en las empresas lo que hace la diferencia.

De tal forma que si se les pide el máximo uso de las habilidades a cambio de buenas condiciones de trabajo, el knowledge worker será muy productivo y comprometido a base de un trabajo de calidad más que cantidad.

4. Constante aprendizaje

Generalmente son muy autodidactas y propositivos. Ellos no pierden el tiempo y siempre están investigando y absorbiendo datos de valor y conocimiento que posteriormente integrarán en las decisiones y estrategias que beneficiarán a la empresa.

A ello se suma que dedican tiempo al desarrollo de nuevos modelos de planificación y resolución de obstáculos y problemas sabiendo identificar oportunidades y los momentos en que se puede aparecer una crisis.

5. Trabajan en equipo

Otro de sus notables características es que cuentan con grandes habilidades y destrezas para la comunicación. Por ello son de las personas que fácilmente establecen relaciones entre los miembros del equipo para que se conecten con las ideas innovadoras que ellos proponen, así como que se comprometan con las tareas para llegar a los objetivos.

De igual forma son grandes comunicadores fomentando la creatividad y ayudando a crear una red de enlaces a favor de la empresa.

Y a lo largo de tu experiencia laboral, ¿has logrado conocer a este tipo de empleado? ¿quizás tu lo seas y todavía no lo sabes?

Vía: businessweek
Foto: dynamo

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion