5 motivos para despedirte de la oficina para siempre

trabajar-en-la-playa

¿Te molesta tener que levantarte cada día muy temprano? ¿hastiado del tránsito diario? ¿ya no tienes nada qué hacer a las 4 de la tarde y tu salida es a las 6? Quizás sea hora de que te despidas del trabajo en oficina.

De hecho, un estudio realizado en los Estados Unidos reveló que ya hay un 38% de profesionales que realizan su trabajo fuera de una oficina, ya sea desde su casa, un parque, una biblioteca o desde otro país o región. Impresionante, ¿no es cierto?

Lee con atención estas 5 recomendaciones para que de una vez por todas dejes de lado la posibilidad de trabajar en una oficina:

  1. Porque serás más productivo

Y eso lo sabemos empíricamente. Aunque científicamente también está demostrado. La compañía china Ctrip hizo este experimento: contrató a un número de empleados para que trabajara desde casa, y otro grupo para que lo haga en oficina. El trabajo era sencillo: realizar ventas por teléfono. ¿Quiénes vendieron más? Pues los que trabajaban desde casa. No es extraño saber eso, después de todo perdemos mucho tiempo conversando, comiendo o simplemente en la computadora, cuando nos encontramos en la oficina.

Te puede interesar: Oficinas amigables para empleados más fieles

  1. Porque te harás más responsable

Querámoslo o no, tener un jefe o un supervisor nos convierte en seres dependientes, y por tanto, menos responsables. En cambio, cuando trabajamos de forma independiente, nuestro sentido de responsabilidad aumenta. De hecho, la responsabilidad es como un pequeño músculo que podemos amoldar de acuerdo a nuestros intereses. Mientras más la pongamos a prueba, más grande y poderosa se hará.

  1. Porque trabajarás a tu propio ritmo

¿Has visto las caras de sueño que tienen tus compañeros al entrar al trabajo? ¿Sabes cuánto tiempo les cuesta ponerse las pilas? Pues mínimo entre una y dos horas. Tiempo perdido. Sucede que no todos los organismos responden bien al trabajo matutino. En cambio, si trabajarás fuera de la oficina, trabajarías en los momentos en que te sientas más motivado para hacerlo.

  1. Porque ahorrarás tiempo y dinero

Trabajar en oficina nos sale caro. No solo en dinero gastando en combustible o pasajes. Total, ese dinero se puede recuperar. Lo que nunca podrás recuperar es el tiempo perdido en el transporte. A diario destinas dos a tres horas en ese cometido. ¿Te imaginas cuánto tiempo gastas en vano a lo largo de un año? ¿Y lo que podrías hacer durante ese tiempo perdido? Trabajando en casa o en el lugar que desees, podrás hacer cosas más allá del trabajo.

  1. Porque te permitirá conocer más

Éste es uno punto nunca tomado en cuenta por las personas, aunque esperamos que tú sí lo hagas. ¿Qué puedes aprender luego de un año trabajando en la misma oficina? Muy poco o nada. Las cosas no cambiarán para ti. En cambio, si el mundo se convierte en tu oficina, conocerás nuevas culturas, industrias y personas que alimentarán tu conocimiento sobre tu profesión, negocios y el mundo.

Vía: expansion.mx / entrepreneur.com
Foto: theworldismyoffice.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL