5 recetas del CEO de LinkedIn para ser un líder exitoso

jeff-weiner-2

No fue elegido el CEO de Facebook. Tampoco el CEO de Google. LinkedIn dio el golpe. Jeff Weiner, su consejero delegado, fue elegido en marzo de este año como el CEO del año en los Estados Unidos por Glassdoor. Weiner es mucho más que un jefe común y corriente. Es apreciado por sus trabajadores, lo que se traduce en el éxito que ha conseguido esta empresa, incluso, ingresando a la Bolsa mucho antes que Facebook. Pero, ¿en qué radica el éxito de Weiner? Descubrámoslo a continuación:

  1. ANTICIPARSE A LOS HECHOS

LinkedIn tiene muchos motivos para celebrar. Sin embargo, los colaboradores no se duermen en sus laureles. Hay espacio para la celebración conjunta, es cierto, pero estos espacios, aclara Weiner, no deben ser muy prolongados. Hay que estar listos para dar el siguiente golpe. El mercado nunca permanece estático.

También en los malos momentos, hay que guardar poco espacio para reflexionar sobre los fracasos intempestivos. El presente no debe obnubilarnos. Siempre hay atajos y piedras en el camino. Sin embargo, la consecución de la meta siempre debe estar por encima de todo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  1. RESERVAR TIEMPO A LA REFLEXIÓN

Por lo general, un CEO no tiene tiempo para nada. Alguien quiere entrevistarse con él, y no encuentra espacio en su agenda hasta dentro de unos meses. Reuniones, entrevistas, viajes, no hay tiempo para la reflexión para un CEO. Sin embargo, en el caso de Weiner, sucede todo lo contrario.

El CEO de LinkedIn tiene dos o tres horas de espacios diarios en color gris en su agenda. Esos tiempos libres los dedica a la reflexión. Después de todo, el verdadero trabajo de un CEO está en la cabeza y no en las reuniones. ¿Dónde está la empresa? ¿A dónde pretende llegar? ¿Qué está haciendo hoy para llegar a donde él pretende? Todas esas interrogantes deben ser contestadas en ese tiempo libre que se otorga el CEO.

  1. SABER CUANDO ALGUIEN YA NO ES APTO PARA SU TRABAJO

A numerosos CEO les pasa por la cabeza: “X no está desempeñándose del todo bien en su puesto, parece que algo le está pasando por la cabeza, no logra dar su máximo potencial”. La gran mayoría dejaría a X en su puesto de trabajo hasta que pueda reconectarse con su él. Weiner asegura que no es lo conveniente.

Esa espera de tiempo involucra dinero perdido de por medio. No hay que preguntarse si resulta necesario reemplazar a X. El sólo hecho de pensar que X no está haciendo bien su trabajo, que no está motivado, es suficiente motivo como para cambiar las piezas de la enorme maquinaria que representa una organización.

  1. TENER SIEMPRE PRESENTE LA ESTRATEGIA

En las empresas tecnológicas, es común que exista una competencia terrible para ser más innovador que los competidores. Todo se enfoca a la innovación, y se dejan de lado las estrategias que orientan a la organización. Las estrategias deben dominar los procesos, y no al revés.

Cuenta Weiner que cuando ingresó a la empresa, la CEO de aquel entonces le preguntó: “¿Podría usted describirme a LinkedIn?” Él, algo dubitativo, ensayó una respuesta larga y pomposa, seguro que su argumentación sería del gusto de la ejecutiva. Ella, no contenta con la respuesta de Weiner, lanzó otra nueva interrogante: “Si tú pudieras construir un único negocio de 1.000 millones de dólares, ¿qué sería?” Weiner captó la intención de la CEO. Hay que siempre tener presente el core del negocio. Terminó respondiendo: “Soluciones para la contratación. Hagamos nuestros primeros 1.000 millones con ello”.

  1. CONVERTIRSE EN UN LÍDER

Weiner es consciente que los tiempos de los jefes dictatoriales están en franca desaparición. Se requieren líderes en las organizaciones actuales. Un jefe le dice a su empleado qué hacer, y éste lo cumple por temer a ser reprendido o despedido. Nunca interioriza el mensaje que el jefe le da.

En cambio, cuando existe liderazgo verdadero, los colaboradores logran interiorizar el mensaje que el líder les da (o en este caso, el CEO). Inspirar al grupo de trabajo, y lograr que ellos crean firmemente en la misión y visión que tiene la organización; ése es el reto que tienen los líderes actuales.

Vía: pymesyautonomos.com / itespresso.es

Foto: whartonmagazine.com

Artículos Relacionados

comments