5 sencillos pasos para adquirir el hábito de la lectura

habito-de-lectura

En un país en donde el promedio de libros leídos por año es de 3 por persona, o en el que tan solo un 15% de los ciudadanos refiere que lee a diario (datos de la encuesta de la PUCP sobre los hábitos de lectura en el Perú del 2015), es complicado poseer este hábito de la lectura, tan sencillo y a la vez tan menospreciado.

Si tú tampoco eres un habitual lector, te damos algunos sencillos pasos para que comiences a adquirir esta sana y edificante costumbre:

PASO #1: Lee lo que te gusta

Quizás novelas contemporáneas, comics o revistas… todo vale. Lo que interesa en este periodo es que adquieras el hábito de leer, y que lo asocies con algo completamente placentero. No te excedas de los 30 minutos diarios (te aconsejamos que sean 15 minutos) para evitar el estrés inicial que genera la introducción de este hábito.

Lee también: 10 libros que todo emprendedor debe leer

PASO #2: Busca el momento y espacio adecuados

Algo que nadie menciona es que la lectura rebasa la experiencia del libro. Es una perfecta mezcla de letras, sonidos y aromas. Si alguno de esos aspectos falla, adquirir dicho hábito puede convertirse en una operación trunca. A algunos les funciona bien el momento antes de dormir bajo la comodidad de sus sábanas. Otros sin embargo prefieren un parque al aire libre. O los que optan por algo más clásico como una biblioteca. Tú tienes la respuesta.

PASO #3: Desecha y diversifica

Por más que un libro tenga una muy buena crítica a su favor, ello no significa que deba concordar con tus gustos. Si no te gusta un libro, deséchalo y pasa a otro título. No te preocupes, ya tendrás tiempo después para volver a revisarlo. Solo que por ahora éste no es el momento de conexión entre tu espíritu y dicho texto. Y, por favor, no vayas a reducir tu espectro lector a una sola temática, anda ampliando tu círculo de lectura a temas cada vez más ajenos a ti.

PASO #4: Escribe tus conclusiones de cada libro

Éste es también uno de los pasos más olvidados, incluso, entre lectores ávidos. No dejes que los libros pasen por ti. Tras cada lectura agarra papel y lápiz, o Smartphone si eres más contemporáneo, y escribe tu parecer sobre dicha lectura. No tienes que escribir un ensayo entero, pueden ser apenas unas líneas. Cuando veas que tienes un tremendo fajo de papeles con diversos títulos leídos, sentirás tu orgullo lector henchido. A veces olvidamos cuánto leemos, y esa es la mejor manera de recordárnoslo.

PASO #5: Conversa con otros lectores

La lectura puede ser una experiencia solitaria para algunos, lo cual no resulta muy atrayente, sin embargo, si uno logra reunirse con otras personas que comparten el mismo hábito, uno disfrutará más de cada lectura. No es difícil encontrar grupos de lectura en tu distrito en la ciudad (Internet y las redes sociales te pueden ayudar en dicha búsqueda). El compartir y discutir perspectivas sobre determinadas lecturas puede terminar sacando a ese intelectual que tenías bien guardado en tu interior.

Vía: blog.gusanito.com / entrepreneur.com
Foto: carmelourso.wordpress.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL