5 tips para no perder tu motivación como trabajador independiente

¿Cómo motivarse cuando se trabaja solo? Aquí te lo decimos.

independiente-desmotivado

El entorno de trabajo generalmente nos hace sentir motivados cuando somos empleados. Pero, ¿cómo motivarse cuando uno trabaja solo?

Éste es un problema mayor que las vicisitudes económicas para la mayoría de personas que deciden transformarse en trabajadores independientes o como freelancers.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


El resto está en descubrir qué es lo que uno desea en esta vida y plasmarlo en nuestras actividades diarias. Y la mejor forma de lograr ello es a través de estos 5 tips:

  1. Conoce tu real valor

Muchos jóvenes y adultos empiezan su camino independiente sin conocer a ciencia cierta cuál es su real valor de mercado. Se involucran, en ocasiones, en trabajos que no les reportan gran capital, todo porque desconocen que su trabajo vale más que esas pocas monedas que les están pagando esos clientes. Es vital que todo aquel que se lance al lado independiente, valore su trabajo y lo demuestre a su cartera de clientes. ¿Si no te valoras tú, quién más lo hará?

  1. Disciplínate

Ya no tienes a ningún jefe presionándote para que llegues temprano o para que cumplas con las tareas encomendadas. Eres tú y solamente tú. Por ello, la disciplina es importante. Pero esta disciplina debe rebasar lo estrictamente laboral. Cuando construyas tu horario, no olvides poner en agenda tus horas para comer, de diversión, de entrenamiento físico y de reunión con tus familiares. Sin disciplina, no hay empleo autónomo que subsista en el tiempo.

  1. Recuérdate que esto es lo que querías

Nuestra memoria es sumamente frágil. Cuando somos empleados ansiamos ser independientes, y cuando llegamos a serlo, añoramos nuestra vida de empleados. Pero esto solo se trata de engaños que nuestra subconsciente crea en nosotros. De verdad amas ser independiente, pero tu subconsciente desea volver a esos tiempos en el que no tenías que proponer nada porque todo era impuesto. Tu reto está en no dejarte dominar por él, y seguir creciendo como persona y profesional.

  1. Crece

Y esto viene a colación del punto anterior. Ahora eres más que un empleado, eres el cerebro y mano de obra de tu propio sistema de trabajo. No te quedes diciendo cosas como es que no tengo nada que hacer”. No. Si tienes algo que hacer. Tienes que recorrer tu ciudad haciendo networking, asistir a bibliotecas para aprender más de finanzas y administración, contactar a potenciales clientes, ir a las reuniones de tu gremio o a las capacitaciones que se den en tu sector, etc. ¿Ves cuántas cosas te quedan por hacer?

  1. Lee libros que te motiven

Así como la disciplina es frágil, lo es también nuestra motivación. No dejes nunca que ésta decaiga. Para ello, te recomendamos que leas sobre temas inspiradores, como por ejemplo, cómo otras personas lograron amasar fortuna empezando como tú, como independientes. Recurre a libros que saquen lo mejor de ti, ese genio dormido que desea salir de su prisión, y cuya llave tienes tú entre manos.

Vía: lifehack.org
Foto: destinonegocio.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments