5 tips para que superes con éxito la crisis de los 30

Cumpliste 30, ¿y ahora no sabes qué hacer con tu vida? No hay que desesperarse; aquí te ofrecemos las claves para superar esta etapa de incertidumbre.

crisis-de-los-30

Cumpliste 30, ¿y ahora no sabes qué hacer con tu vida? Es lo normal, no desesperes. Ocurre que a los 30 – tal vez un poco antes o un poco después – adquirimos nuevas responsabilidades en nuestra vida, como por ejemplo, formar nuestra propia familia o tener un cargo de mayor jerarquía en el trabajo.

Eso puede generarnos serios problemas emocionales que de no manejarlos bien pueden conducir a una especie de leve depresión… y eso es precisamente lo que se conoce como la “crisis de los 30”.

Pero, hay formas de combatirlo. Aquí te damos 5 sencillos tips para hacerlo:

  1. No dejes que tu trabajo te defina

Esto es un grave estigma de los treintañeros. No somos psicólogos, economistas o administradores. Tampoco supervisores, analistas o gerentes. Somos más que eso. Una persona a los 30 años no debe hacer girar su vida en torno al trabajo.

[pullquote]No somos psicólogos, economistas o administradores. Tampoco supervisores, analistas o gerentes. Somos más que eso. Una persona a los 30 años no debe hacer girar su vida en torno al trabajo.[/pullquote]

No todos pueden conseguir el trabajo de sus sueños a los 30. Eso no debe llevarte a la desesperación. Puedes seguir con tu trabajo y hacer que tus finanzas personales marchen bien, sin afectar tus objetivos de vida. Son 48 horas de trabajo en la oficina, ¿qué estás haciendo con el resto del tiempo?

Te puede interesar: ¿Cómo vencer la conocida crisis de los 40?

  1. Olvídate de los errores del pasado

El pasado debe quedar en el pasado. Recién estás en la tercera parte de tu vida, así que acostúmbrate a los errores. Si sigues cargando con ellos, te aseguro que no te irá bien de los 30 para adelante. Es mejor pasar la página y seguir con lo tuyo, con tus objetivos de vida, no importa que te vuelves a equivocar, es el sino que todos los humanos cargamos desde que nacemos.

  1. No dependas de otros

No hablo de la dependencia económica – que ya debiste haberla superado a los 30 – sino de la emocional. Sí, porque a los 30 nos volvemos más dependientes emocionalmente, incluso, que en nuestra adolescencia. Nos volvemos dependientes de nuestros colegas de trabajo o de nuestros amigos o de nuestra pareja. Conserva tus relaciones, pero no dejes que ellas te dominen. El secreto está en ser siempre tú mismo.

[pullquote]Conserva tus relaciones, pero no dejes que ellas te dominen. El secreto está en ser siempre tú mismo.[/pullquote]
  1. Gasta menos de lo que ganas

Este consejo no solo aplica a los treintañeros, sino a toda persona que esté leyendo este artículo. En el caso específico de los que llegan a las 3 décadas, ocurre que como nunca antes gastan más y más sin llevar las cuentas de todo lo perdido. Y siempre le echan la culpa al trabajo, a lo poco que ganan o al Gobierno por dejar que las cosas suban de precio. No, el único culpable es uno mismo, por no presupuestar los gastos de cada mes.

[pullquote]Siempre le echan la culpa al trabajo, a lo poco que ganan o al Gobierno por dejar que las cosas suban de precio.[/pullquote]
  1. Consulta con gente mayor que tú

Un error común de todo treintañero es que cierran su círculo de amistades a gente de su entorno más cercano o a personas de su mismo rango de edad. Eso es contraproducente con su desarrollo personal. Los 30 representan una edad complicada, casi tan igual como los 15 años, ya que es una etapa de grandes cambios y en el que las decisiones que tomemos pueden ser cruciales para el resto de nuestras vidas.

[pullquote]Los 30 representan una edad complicada, casi tan igual como los 15 años, ya que es una etapa de grandes cambios y en el que las decisiones que tomemos pueden ser cruciales para el resto de nuestras vidas.[/pullquote]

Para avizorar ese futuro es mejor conversar con personas que ya han pasado por esa etapa. No importa que no sean de tu edad o no pertenezcan a tu círculo social. De ellos aprenderás más que en cualquiera de las pláticas de domingo con tus amigos del trabajo o la universidad.

Vía: lifehack.org
Foto: luluandlattes.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados