6 cosas que nadie te dijo sobre ser emprendedor

lobo-solitario

Todos te hablan de lo hermoso que es ser emprendedor. Esta vez vamos a nadar contra la corriente. En este artículo te darás cuenta que dejar una gran empresa y asumir tu sueño emprendedor no es el cambio más satisfactorio del mundo. Pero, vayamos al grano, ¿qué es lo que aún nadie te ha dicho sobre crear tu propio emprendimiento?

  1. Ser emprendedor es una labor solitaria

Al comienzo sentirás el golpe. Cuando trabajas en una gran empresa, estás acompañado de muchas personas. La soledad ni siquiera aparece en tu cabeza. Sin embargo, cuando te conviertas en un emprendedor saborearás lo que es la soledad. En tu nueva empresa no habrá departamento de marketing, de recursos humanos, de operaciones, etc. Tú serás la empresa; tendrás que tener dotes de contador, de abogado, de administrador, de marketero, y nadie vendrá en tu ayuda.

El problema es que no todos estamos en capacidad de asumir todas estas funciones, no por falta de voluntad, sino más bien, por ausencia de conocimientos específicos. Mi recomendación es tercerizar las funciones en las que tú te consideres menos capaz. Por lo menos, hasta que consigas gente idónea para esos puestos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. El talento no hará fila frente a tu empresa

Y cuando decidas crear vacantes de empleo, no creas que vendrá el mejor talento hacia tu empresa. Y es que los grandes profesionales no se van a contentar con el sueldo y los beneficios que tú les ofrezcas. ¿Alguna solución? Busca captar a los mandos medios de las organizaciones grandes indicándoles que en tu empresa tendrán mayores responsabilidades y la posibilidad de tomar decisiones trascendentales para la organización.

  1. Los inversionistas no aparecerán de la nada

Por más que te conviertas en un emprendedor de un mercado en crecimiento, los inversionistas no vendrán a tocarte la puerta. En realidad, a ningún inversionista le interesa el mercado en el que estés, lo que más les importa es si tienes algo que ofrecer completamente distinto e innovador a lo que ofrece la competencia. ¿Tienes algo así en mente?

  1. Conseguir clientes te será complicado

¿Sabes por qué? Porque eres un emprendedor al cual nadie conoce. Tu mercado es desconocido, tus productos o servicios nadie los ha probado, en suma, eres un riesgo para el cliente. A las más grandes marcas del mundo, les costó décadas construir su imagen. ¿Por qué crees que tú tendrás la suerte divina de hacerte popular de la noche a la mañana?

  1. El dinero manda

Aunque suene difícil decirlo, el dinero es vital para el desarrollo y crecimiento de todo negocio. Si vas a ser emprendedor, debes ser consciente de este dogma. Si bien el tesón y las ideas geniales son importantes, también lo es el dinero, en la misma o mayor medida. Habrá meses en los que no veas dinero, porque los clientes aún no pueden pagar los créditos que les has ofrecido. Y eso, sin olvidar las obligaciones económicas que tienes con los que te alquilan el local, las máquinas, los bancos e, incluso, el Estado.

  1. Asumirás un gran costo personal

Ser emprendedor es olvidarse de un horario laboral establecido (por lo menos, durante el primer año de trabajo). Tendrás que ver menos a tu familia o a tus amigos. Ese es un trauma tremendo para el emprendedor. ¿Qué te recomendamos? Búscate un socio (o más de uno). Cuando estés con un socio, no solo te sentirás con mayor energía para asumir los retos diarios de tu empresa, sino también tendrás un margen mayor de tiempo disponible para pasarla con los seres que más quieres.

Vía: entrepreneur.com

Foto: lonewolf0025.wordpress.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario