6 mantras inspiradores que ayudan a dominar el equilibrio profesional con el personal

mantras

Un mantra es una frase que una persona se repite en voz alta o en silencio a sí misma con el objetivo de ayudarse a lograr algo. En otras palabras, un mantra es una forma positiva de verbalizar lo que quieres.

En el caso de aplicarlos en la vida empresarial, un mantra inspiracional puede ayudar a mantener el rumbo y dominar el equilibrio profesional con sus empleados.

En este sentido, te mostramos las seis siguientes mantras que muchos emprendedores de éxito animan a todos a seguir. Estos sencillos consejos los han ayudado a mantener y elevar la productividad sin dejar de disfrutar de la vida al máximo.

1. El sistema adecuado conduce a un equilibrio adecuado

Si estás buscando el equilibrio entre tu vida personal y la profesional, la clave está en encontrar un trabajo en una empresa y en una industria que se ajusten a tus aspiraciones y habilidades. Todo es cuestión de encontrar una profesión en la que tu corazón y tu mente quieran estar involucrados.

El equilibrio se logra cuando estás contento de cómo disfrutas con tus horas. La vida es demasiado corta y demasiadas escasas son las horas en la que no puedes seguir tu pasión.

2. Estar más tiempo en el trabajo no significa que ganes más puntos

Trabajar duro y estar largas horas trabajando puede ser esencial en ciertas industrias. Esto está bien, siempre y cuando te cundan y te hagan crecer en el proceso. Se convierten en un problema cuando lo haces y te sientes obligado a hacerlo, o si sólo estás haciendo horas extras para impresionar a tu jefe y a tus colegas.

Lo que importa en última instancia es tu resultado y el rendimiento general. Más tiempo invertido no siempre equivale a más productividad. Has de ser consciente de cómo utilizas tu tiempo y que siempre, se centre en los resultados.

3. No tratar de llevar una doble vida

El concepto tradicional de conciliación de la vida personal con la laboral tiene sus defectos. Tu trabajo es un aspecto de tu vida. Los problemas surgen cuando se considera que el trabajo es una parte no deseada de tu tiempo.

La mejor manera de evitar la creación de un problema es no hacer ninguna distinción entre el “tiempo de trabajo” y el “tiempo personal”.

equilibrio-financiero

4. El empleado, no el empleador, tiene la última palabra

Todos somos dueños de nuestro destino. La responsabilidad de tener un equilibrio en la vida se basa más en los hombros de los empleados que en los del empleador. Aunque algunos empleadores pueden ser exigentes, eso no significa que ellos controlan tu tiempo personal.

El poder está en tus manos. O bien ves la forma de tomar el control de tu tiempo o dejas que otros lo hagan por ti. Es tu decisión.

5. Entiender la raíz de la procrastinación

La procrastinación, por definición, es el acto de posponer tareas importantes que hacer tareas menos importantes o no importantes. La procrastinación se produce cuando faltan algunos de estos factores: voluntad, disciplina y energía.

Averigua el mejor momento para asignar las tareas. La clave para combatir la procrastinación es planear cuidadosamente lo que tienes que hacer y después conseguir que se haga en ese momento.

6. Ofrecer calidad sin compromisos

Siendo reflexivo sobre lo que decides hacer (o no hacer), se puede apostar por la calidad en el trabajo. Si se realiza en exceso, la calidad se verá afectada. Ten un buen sentido de la capacidad que tienes y mide lo que puedas obtener de más en tu tiempo.

Una buena forma de medir esto es pensar en lo que puedes hacer con el 20% de tu tiempo para tener un impacto del 80% en tu vida. No todo el trabajo es igual. Delega o elimina lo que no agregue mucho valor.

Vía: emprendedoresnews

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion