6 pasos para recuperarse de la adicción al trabajo

trabajo

Trabajar demasiado no significa forzosamente que uno sea ya un adicto al trabajo. Hay que aprender a distinguir si uno ya lo es o cómo se puede retomar el control de la vida personal y tener un trabajo productivo.

En este sentido, hay ciertos pasos para recuperarse de la adicción al trabajo, también denominada con el término anglosajón workaholics, que se caracteriza por una necesidad incontrolable y excesiva de trabajar de forma constante.

Este comportamiento puede interferir en la salud física y emocional, así como en nuestras relaciones sociales. Y es que las personas con adicción al trabajo suelen trabajar “sin obligación” explícita ni implícita fuera de horas, dedicando un tiempo excesivo a su labor profesional y sintiéndose mal si no lo hacen.

A fin de cuentas, los adictos al empleo se sienten obligados a trabajar y siempre están preocupados con el trabajo y no pueden relajarse cuando no lo hacen. ¿Y cómo saber si alguien puede ser un adicto al trabajo?

Perfil del adicto al trabajo

El adicto al trabajo posee cuatro características:

  1. Adicciones múltiples: No existe ningún adicto que tenga una sola adicción. En particular, es común que la adicción al trabajo marche de la mano con la compulsión a complacer a los otros, con una extrema dificultad para decirles que no.
  2. Negación: Todas las adicciones se basan en la negación. La negación de la adicción al trabajo es quizás la más compleja. Dada la alta aprobación social que la conducta y sus secuelas tienen para el adicto, le resulta muy difícil a éste tomar conciencia de su dificultad.
  3. Autoestima desregulada: Los adictos al trabajo tienen una autoestima devaluada. Presentan muchas obstáculos para aceptarse realmente como son. Están siempre realizando esfuerzos denodados por rendir más de lo que podrían naturalmente.
  4. Incapacidad para relajarse: El adicto al trabajo funcionan bien con la adrenalina muy alta. Esta contínua descarga de adrenalina es una de las causas de su obstáculo para relajarse. Tienen siempre una larga lista de tareas que necesitan ser realizada

De hecho, existen muchos diferentes enfoques de la terapia conductual para los programas de equilibrio entre vida y trabajo. Sin embargo, hasta ahora no ha habido estudios empíricamente válidos de su eficacia.

¿Cómo salir?

Entonces, si uno piensa que podría estar en riesgo de convertirte en un adicto al trabajo, hay que tomar algunas medidas preventivas.

  • Abstinencia : Dejar de trabajar por un tiempo es una opción. Esta medida debe ser acompañada por un programa de recuperación teniendo en cuenta la abstinencia.
  • Control del gatillo : Se llama gatillo a las situaciones que desencadenan la conducta adictiva. Reconocer estas situaciones ayuda a controlar el desencadenamiento de la adicción repetida. El gatillo puede ser la necesidad de jugar un rol clave, de gustar a los otros, el no quedar excluido de la situación de poder, etc. Este reconocimiento permite esquivar al detonante antes que se desarrolle la conducta adictiva a pleno.
  • Programa diario de trabajo: Del mismo modo en que lo hacen aquellos que comen o beben en exceso, estos adictos pueden encontrar que un programa regulado de actividades constituye un plan adecuado al que ajustarse. En las primeras etapas de la recuperación suelen planearse sólo algunas horas; más adelante se programa el día completo. El programa debe incluir número de horas dedicadas al trabajo, a la recreación, a la familia, descanso, juego, soledad, etc. Por lo común es útil que un especialista o consejero ayude al adicto a evaluar si este programa se está cumpliendo en forma satisfactoria.
  • Tener un buen cuidado físico y cómo mejorarlo : Se debe hacer un esfuerzo por comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente es vital.
  • Tratar de restablecer el equilibrio en tu vida : Uno debe obligarse a sacar algo de tiempo para estar solo y con amigos y familia. Los especialistas recomiendan que se debe planear de modo que se tengas descansos forzados. El truco: elimina tantas tentaciones de trabajar como a uno le sea posible.
  • Comenzar con algo pequeño : Por ejemplo, cuando des un paseo con un amigo, no lleves el teléfono contigo. Cuando tomes un día libre con tu familia, dile a sus colegas que sólo llamen en caso de emergencia. Y si no te gusta perder dinero, compra boletos no reembolsables, para que sea simplemente cancelar ese espectáculo o esa escapada de fin de semana. Hay que desterrar la adicción. Todo está en tus manos.

En tu caso, ¿has puesto en ejecución algunos de estos tips?

Vía: infobae
Foto: abc

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion