6 tips para fortalecer tu autocontrol

autocontrol

La fuerza de voluntad es como un músculo que debe ejercitarse; por ello, hay que practicarla a diario y enfocar tus energías. Del mismo modo, la disciplina es el mejor indicador del éxito en la vida y de lograr el autocontrol.

Lamentablemente, nuestra cantidad de auto-control es finita; nuestra reserva se va agotando a lo largo del día. Esto explica por qué las personas son más propensas a engañar o mentir conforme el día va progresando y por qué la mayoría de los crímenes violentos se cometen después de las 10 de la noche.
El autocontrol, un recurso poderoso increíblemente frágil

Los expertos señalan que si se controla los impulsos en una determinada hora del día, cuando se intente controlarlo más tarde será más difícil. Digamos que estás tratando de comer más saludablemente y sales a comer con tus amigos, tienes que extender tu energía tanto a ignorar la canasta de pan como a evitar pedir la hamburguesa.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Como un músculo, la fuerza de voluntad puede fortalecerse. Con la práctica y el entrenamiento de resistencia, nuestra habilidad para controlar nuestros impulsos para alcanzar mayores metas puede crecer, dándonos más energía para resistir.

Tips para fortalecer tu autocontrol

En este sentido, te damos la formula cómo incrementar las reservas para lograr el autocontrol:

  1. Monitorear el comportamiento.- Es difícil practicar el auto-control si no estás consciente de tus comportamientos y rutinas actuales. ¿Quieres perder peso? Primero debes definir qué comes diariamente. ¿Quieres una cuenta bancaria saludable? Debes entender tus hábitos de gastos primero.
  2. Crear hábitos saludables .- Primero, ir al gimnasio requiere de auto-control. Podrías tener que batallar con la urgencia de sentarte en el sillón a ver la tele. Pero con el tiempo, conforme ir al gimnasio se vaya convirtiendo en un hábito, requerirá menos fuerza de voluntad. Se sentirá como algo automático.
  3. Practicar todos los días .-Practicar el autocontrol en un aspecto de tu día (por ejemplo, resistiéndote a una hamburguesa) ayuda a fortalecer todo el músculo. Si se practica el autocontrol en cualquier dominio, me ayudará en los demás. Múltiples estudios han ilustrado que cuando ejercitas el autocontrol en un área de tu vida se puede incrementar la fuerza de voluntad en otra área, como por ejemplo, suprimir un comportamiento agresivo.
  4. Controlar el ambiente.– Los supermercados están diseñados para jugar con nuestra fuerza de voluntad. Y es que colocan los productos en la caja por una razón. Saben que el cliente ha tomado muchas decisiones y saben que uno está cansado y que lo que necesita es comida chatarra. Claramente no puedes cambiar la distribución del supermercado, pero sí puedes cambiar el ambiente en casa y en la oficina. Requiere menos energía resistirse a una galleta si no la tienes en tu escritorio.
  5. Hacer concesiones para evitar discutir con uno mismo .- Tomar decisiones puede ser muy agotador. Batallar contigo mismo para ir al gimnasio también. Por ello lo especialistas sugieren hacer concesiones con uno mismo, quitando el conflicto de las actividades difíciles. Si se llega a casa del trabajo, obligatoriamente uno puede hacer ejercicio por 10 minutos.
  6. Alcanzar el balance.- Debido a que al día tenemos cierta cantidad de fuerza de voluntad, es importante que no la usemos toda demasiado temprano. En lugar de simplemente escribir tus obligaciones en el calendario, lístalos en términos del nivel de energía y de fuerza de voluntad que requieren.

Vía: marketingdirecto

Artículos Relacionados

comments