7 consejos para sobrevivir a un despido

despido

Luego de un despido o haber perdido el puesto de trabajo por el cierre de la empresa, se debe descubrir la estimulación y la energía necesarias para empezar de nuevo.

Lo importante es plantearse cómo reintroducirse en el mercado laboral y empezar de nuevo con una mayor autoconfianza y con unos objetivos bien definidos.

Cuando se cae en esa situación, y vista la situación en que parecen hallarse muchas de nuestras empresas, todo aparece en negro y no se descubre punto de luz alguno que permita un halo de esperanza de volver a encontrar empleo.

¿Qué hacer entonces para superar el trauma de un despido? ¿Cómo enfrentarse lo mejor posible a un período de desempleo?

Consejos para sobrevivir a un despido

  1. Mantener su red de contactos y cultívelos: la gran mayoría de trabajos –según algunos estudios confiables, cerca del 70% de los empleos se consigue a través de amigos y contactos personales.
  2. Revisar periódicamente los anuncios de prensa, Internet y revistas especializadas. Es el método más efectivo –después de los contactos- para conseguir empleo.
  3. Participar en actividades profesionales : por más aburridas que parezcan allí puede uno incrementar sus contactos o incluso toparte con un nuevo empleo.
  4. Pulir los conocimientos. Los programas de capacitación nunca son una pérdida de tiempo o energía; por el contrario, puede abrirle puertas en un futuro luego del despido.
  5. Prepararse para las eventualidades. Hay que tener el currículo actualizado, y tener un fondo económico de emergencia equivalente a tres meses del sueldo. Además, prepare un presupuesto alternativo donde sólo incluya gastos indispensables. Y recuerde que perder el empleo no es un juicio sobre tu desempeño, sino una eventualidad producto de muchas circunstancias.
  6. Romper el círculo vicioso del desempleo, pensando en nuevas alternativas, tales como trabajar por cuenta propia o aceptar trabajos “freelance” –algo que las empresas buscan a menudo para abaratar costos.
  7. Buscar diversificarse. Lleve sus conocimientos a nuevas áreas que necesitan más manos que otras. Vendrán cambios en el ámbito laboral del país.

Y, finalmente, si se deseas pensar de manera optimista, hay que recordar que el mejor empleo es el que no has conseguido aún.

En tu caso, ¿has sido despedido alguna vez? ¿cómo lo afrontaste?

Vía: gestiopolis

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion