7 cosas sencillas que puedes hacer para cambiar el mundo

Ahora ya puedes ayudar a crear un mundo mejor para el futuro. Y no es tan difícil como piensas.

entregar-el-mundo

Estoy seguro que de niño o adolescente deseabas con ansías cambiar el mundo. O parte de él. Sin embargo, con los años ese pensamiento social fue desapareciendo de ti para ser reemplazado por una perspectiva personalista, en la que lo único que importa es cuánto dinero puedes llegar a ganar.

Es curioso que ahora teniendo más dinero que durante tu niñez o adolescencia te importe menos lo que suceda en el planeta en comparación a cuando no tenías dinero. Pues si deseas reencontrarte con ese yo interior altamente altruista, lo puedes hacer sin dejar de lado tu trabajo, siguiendo algunos de estos 7 consejos:

  1. Reducir el consumo de alimentos procesados y fármacos

No solo por una cuestión de salud, sino también de conciencia medioambiental. Recuerda que los alimentos que debemos ingerir deben provenir de fuentes orgánicas y no de plantas industriales (de donde provienen los embutidos, la mayoría de las bebidas azucaradas, los snacks, etc.). Igual ocurre con los fármacos… nunca como antes en la historia, el ser humano había sido tan dependiente de ellos. ¿De verdad crees que necesitas tomarte todas esas pastillas cada día para estar bien?

Te puede interesar: Jóvenes emprendedores argentinos que quieren cambiar el mundo

  1. Reciclar

En el planeta hay más papel y plástico de lo que el ser humano necesita. Y eso es todo un problema. Recordemos que son las fábricas donde se procesa el papel y el plástico, las más explotadoras de todas las industrias que puedan existir. Y ello sin mencionar el grave perjuicio al medioambiente. Así que la próxima vez que vayas a un supermercado, ve con tus propias bolsas, no alimentes la propagación de más basura industrial.

  1. Abandonar los medios de comunicación convencionales

No es por hablar mal, pero la mayoría de diarios y canales de TV no ofrecen contenido nada relevante para nuestras vidas. Asesinatos, chismes, comicidad barata, apología al sexo, etc. son algunos de los contenidos que ofrecen los medios convencionales. En lugar de ellos, opta por contenido que te nutra como persona o profesional. Ahí tienes revistas especializadas, libros, boletines temáticos por Internet, algunos canales de cable.

  1. Participar activamente

La persona que se muestra inactiva cuando algo aqueja a la sociedad se vuelve cómplice del problema. Si ves que hay exceso de violencia contra los niños, sal a las calles a denunciar ello. Si se cometen atropellos contra sectores desfavorecidos, organízate y protesta ante las autoridades pertinentes. Tu silencio es el mejor aliado de los que buscan hacer daño a la sociedad.

  1. Conversar sobre cosas importantes

La chacota tiene su momento. Pero no puedes estar el 100% del tiempo hablando de cosas superficiales, como lo último que viste en la TV, los chismes del barrio o cómo está el clima. Si quieres cambio, empieza por ti. Comienza a dominar temas de interés general, como la economía, la ciencia, el arte o, sobre tu especialidad profesional. Mete esos temas a tus conversaciones con amigos o conocidos.

  1. Donar dinero o esfuerzo

Si te sobra el dinero y no tienes demasiado tiempo en tu agenda, dona a causas filantrópicas o altruistas. Si es todo lo contrario, puedes acercarte a estas organizaciones ofreciéndote como voluntario. Quizás no ganes nada material con esa acción, pero no sabes cuánto ganan los más desvalidos con tu desinteresada ayuda.

  1. Ser positivo

¿Cómo lograr ello? Muy sencillo: cambiando tu chip interior. Deja de quejarte de las adversidades existentes. Cada vez que alguien te ayude en algo, sonríe y agradécele. Lee, haz deporte, intenta algo nuevo cada día… ese es el secreto del pensamiento positivo… construir en lugar de destruir.

Vía: lifehack.org
Foto: huffingtonpost.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL