7 hábitos comunes de las personas infelices

infelicidad

La felicidad… el estado emocional al que aspiran todas las personas. ¡Pero qué tan pocas la consiguen! Es evidente que no lo van a conseguir haciendo lo mismo.

Cuidado, que tú también podrías estar boicoteando tu camino hacia la felicidad. ¿No lo sabías? Revisa si tienes estos hábitos sumamente tóxicos en tu día a día:

  1. Tener miedo a todo lo nuevo

El miedo persistente es el mejor camino al fracaso y a la infelicidad. El mantenernos en nuestra zona de confort nos da una falsa sensación de felicidad. La verdadera felicidad se halla cuando somos capaces de desafiarnos a nosotros mismos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. No tener metas ni objetivos

La sensación común de una persona infeliz es que todo marcha como siempre: monótono, aburrido, cansino. Eso sucede porque el no contar con metas y objetivos nos lleva al mismo punto de siempre: la rutina. Solo estableciendo metas y objetivos en nuestra vida, y lográndolos, daremos un paso certero hacia la consecución de nuestra felicidad.

Te puede interesar: 8 formas de ser infeliz en tu vida

  1. Compararte con otros

Entiéndelo: eres una persona única. No hay motivo para compararnos a los demás. Otras personas pueden tener más dinero que tú, pero eso no implica que sean más felices. Ser feliz es estar a plenitud con lo que deseamos para nosotros, no en cómo nos ven los demás.

  1. Rodearte de personas negativas

Es curioso que cuando observamos a una persona que no es feliz, por extraña coincidencia, su círculo familiar o de amistades es tan o más infeliz que dicho individuo. No hay coincidencia en tal caso. Los negativos siempre buscarán rodearse de negativos. Si quieres ser feliz, rodéate de gente que lo sea o que aspire serlo.

  1. Quejarse de todo

La queja es el mejor amigo de la incompetencia. Permanecer en la queja constante es lo mismo que mantenerse en la zona de confort: todos están mal, tú eres el único que está en lo correcto. Para ser feliz, hay que ser crítico con nosotros mismos… no con quienes nos rodean.

  1. Ser perfeccionista

Para muchos, el ser perfeccionista puede ser una aspiración buena, sin embargo, cuando esta actitud sobrepasa el control humanamente admisible, se convierte en un lastre en nuestro camino hacia la felicidad. Hay que aspirar a hacer las cosas bien, no en hacer todo a la perfección.

  1. Aislarte

A veces creemos que lo mejor cuando nos sentimos desmotivados o con depresión es cerrar la puerta de nuestra habitación y quedarnos horas y horas en la cama. Es lo peor que puedes hacer. Aún en tus peores días, sal a la calle, rodéate de personas, conocidas o no, y todo irá mejor como por arte de magia.

Vía: huffingtonpost.es / entrepreneur.com
Foto: sinzitaprevia.wordpress.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM