8 cosas que no puedes olvidar llevar a una entrevista laboral

postulantes

Faltan poco minutos para salir de casa rumbo a esa tan esperada entrevista de trabajo, y de repente, sientes que te olvidas algo. Puede ser algo importante que defina tu futuro. No sabes qué es exactamente. Los temores te invaden.

Llegas a la entrevista de trabajo hecho un manojo de nervios. El reclutador se percata de ello. Tus posibilidades de obtener el empleo se convierten en nulas. Todo porque no preparaste las cosas necesarias para tu entrevista.

¿Quieres saber qué necesitas llevar a cualquier entrevista de trabajo? Revisa cada una de estas cosas antes de abandonar tu casa:

  1. LA VESTIMENTA

Ya debes tener separado en tu closet la vestimenta que piensas llevar a una entrevista de trabajo. Dependiendo de tu rubro laboral, tendrás que elegir entre un cómodo terno, un traje de sastre, unos pantalones de vestir con una camisa, una blusa de colores cálidos, etc. Sé precavido. La vestimenta dice mucho de ti. No te presentes desaliñado o con la vestimenta incorrecta para la ocasión.

  1. UN CUESTIONARIO DE PREGUNTAS

En algún momento de la entrevista, el reclutador te preguntará si tienes alguna interrogante que hacerle. No desaproveches la oportunidad. Hacer preguntas al entrevistador es una muestra de que realmente estás interesado en el puesto. Pero no se te ocurra improvisar preguntas. Ya debes tener las preguntas listas de antemano. Si puedes memorízalas.

  1. UN BLOC DE NOTAS Y UN LAPICERO

¿Te das cuenta que siempre el reclutador tiene un bloc o una hoja en blanco en la que escribe a medida que tú vas respondiendo? ¿Por qué no hacerlo tú? También debes sacar datos concluyentes de la entrevista. Un bloc de notas puede serte de mucha ayuda para conocer la organización aún antes de la acostumbrada inducción laboral.

  1. UNA ANÉCDOTA LABORAL

Las experiencias se logran transmitir de mejor forma a través de una anécdota oral en lugar de las referencias escritas. Recuerda alguna experiencia positiva de tus trabajos pasados y cuéntalo al reclutador. Se sentirá atraído por una persona que sabe relatar, de modo tan entretenido, una experiencia de trabajo exitosa.

  1. UNA BOTELLA DE AGUA

El temor puede inhibir nuestra lengua, y la única forma que encontramos a la mano es a través de unos sorbos de agua. Por lo general, en las entrevistas brindan un vaso de agua a los entrevistados, sin embargo, no te puedes confiar. Eso sí, no vayas a excederte con el agua hasta el punto que estés en medio de la entrevista con unas ganas terribles de ir al baño.

  1. VARIAS COPIAS DE TU CV

Antes que pasemos a la oficina del reclutador nos piden nuestro CV. Pero, nunca sabemos si por un descuido del personal a cargo, el CV nunca llegue a manos del entrevistador. Es mejor tener unas copias de respaldo.

  1. REFERENCIAS LABORALES

Adelántate a los hechos. Si el entrevistador te dice que te avisará sobre el puesto de trabajo luego de consultar a tus anteriores empleadores, puedes hacer una jugada maestra y ganarte el puesto entregando una copia de tus referencias laborales. Constancias o certificados de trabajo también cuentan en una entrevista de trabajo.

  1. IDENTIFICACIÓN PERSONAL

Una tragedia completa es llegar al edificio de la empresa solicitante, y al tratar de ingresar, el personal de seguridad nos pide nuestro DNI u otra identificación personal. Y recién ahí nos percatamos que no lo hemos traído. Revisa bien tus cosas antes de la entrevista. Si puedes haz el chequeo respectivo con un día de antelación.

Vía: noticias.universia.net.mx / gestion.pe
Foto: eleconomistaamerica.pe

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion