9 consejos para tener éxito como empresario y padre de familia

empresario

empresario

Una de los mayores desafíos que enfrentan los padres empresarios, es la de lograr un equilibrio entre su vida personal y las obligaciones del negocio.

Lo cierto es que sí es posible hacerlo en base a una serie de prioridades, hábitos y principios si se toma en cuenta ciertos consejos para tener éxito como empresario y padre de familia. La meta es lograr que el negocio llegue a tener vida propia.

1. Visualiza tu futuro

Se debe pensar cómo a uno le gustaría vivir cuando sea mayor, setenta años quizás. Es decir, visualizar la vida de familia, el entorno, el estilo de vida y cómo a uno le gustaría que fuera la relación con tu pareja, con los hijos y con tus nietos. ¿Cuál sería tu mayor deseo?

2. Sigue una rutina con trabajo flexible

Los niños se educan y prosperan en un horario regular, pero el trabajo empresarial requiere una gran cantidad de tiempo y que a menudo se complementa fuera del horario laboral.

Entonces, que sea una prioridad pasar el mayor tiempo posible con sus hijos durante el día. El emprendedor debe encontrar su propia estrategia para mantener una rutina con sus hijos mientras está a cargo del negocio.

3. La familia es prioridad

Este aspecto contempla sin duda hacer sacrificios para el negocio. Aunque la familia es mucho más importante, hay ciertas situaciones que requieren que uno debe estar muy concentrado en su negocio.

Por ello se debe aprender a reconocer los verdaderos casos de emergencia cuando la empresa requiera su total atención.

4. Tener metas y límites

¿Hasta dónde se quiere llegar? ¿cuánto se desea tener? ¿cuánta riqueza se desea acumular? ¿hasta dónde se desea llevar el negocio? ¿cuáles son las metas de negocios?

Una parte de convertirse en un empresario exitoso radica en ser completamente honesto y ser realista sobre el tiempo que tomará llegar para lograr el éxito.

Y es que proponerse metas y límites al mismo tiempo habilitará una gran variedad de oportunidades que ayudarán a cumplirlos objetivos.

5. Darle vida propia al negocio

Lo que se debe hacer o se debe saber se tendrá que hacerlo en algún momento. Uno debe tener conciencia que el negocio ideal es el negocio que “tiene vida propia”, es decir, que pueda operar aunque uno no se encuentre presente.

La clave es empezar a reclutar el equipo de trabajo comprometido y capaz, disciplinado y responsable para tener los resultados deseados.

Para ello el emprendedor debe intervenir en la operación cuando lo desee, puede tomar decisiones estratégicas, mantener las relaciones más relevantes para el negocio, como el lanzamiento de productos, negociaciones de largo plazo con proveedores, aperturas, expansión, etcétera.

6. Establecer disciplinas para fortalecer a la familia

Otro aspecto a considerar es que uno debe ser firme y respetar sus principios. Deben ser siempre prioridad, y no buscar la excusa del que “no hay tiempo”. Tratar de cenar con los hijos dos o tres veces por semana no es mala idea. Pero si fuese todos los días, sería genial.

¿Y por qué no almorzar los sábados o los domingos con la familia, ir a un día de campo con ellos o cocinar en casa el fin de semana?

Otro detalle es que se debe establecer algunas actividades icónicas y memorables con los hijos: quizás una fogata, un almuerzo mensual en el bosque; algo que sea memorable. Se debe hacer todo lo que esté al alcance para mantenerse cerca de la familia, para que se mire a los hijos crecer, y para que ellos te sientan como padre.

7. Los hijos son para siempre

Los amigos se van, los compañeros de trabajo cambian de labor; los socios de negocios también se esfuman. Incluso las parejas pueden llegar a separarse; pero los hijos son para siempre. La mayor ilusión como padre es que ellos siempre te respeten, te amen y que deseen estar contigo cuando ya sean mayores.

8. Evitar el agotamiento

Es esencial para no caer en el estrés y la fatiga. Se debe elegir uno o dos días a la semana, junto con un tiempo específico, para hacer algo excitante.

Y es que a veces es difícil cuidar de los hijos y el negocio si uno está agotado. Pero no solamente relajarse : se debe hacer algo fuera de lo común, ¿qué tal tomar clases de karate, guitarra o someterse a un masaje corporal?

9. Valorar al equipo de trabajo

Otro aspecto destacado para lograr la armonía entre la vida familiar y laboral es ayudar a que el equipo de trabajo caiga en el agotamiento, también.

Y es que el empresario necesitará el apoyo de su personal para dar prioridad a la familia, así que se debe asegurar que sus empleados se sientan valorados.

Hay ciertas empresas que organizan viajes de fin de semana para que los empleados se relajen y luego cumplan con los objetivos de ventas a la perfección.

Educar a los niños es un trabajo duro, especialmente si uno tiene como meta tener éxito profesional al mismo tiempo. Y; claro; ser un padre comprometido afectará al negocio, pero tanto la paternidad y la iniciativa empresarial van a enriquecer profundamente sus vidas.

Y si se toma en cuenta que muchos empresarios exitosos aseguran que de niños tuvieron una buena relación con sus padres, ¿crees que esta es la razón de su éxito empresarial ya de adultos?

Vía: entrepreneur
Foto: frimalalibertad

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion