9 cosas que la gente de éxito no hacen nunca

exito

Hacer las cosas “de manera diferente” tiene que ver con cambiar el estilo de vida para alcanzar el éxito.

De tal modo que hay ciertas cosas que la gente exitosa no hace nunca como lo señala el Dr. Travis Bradberry en un artículo en el blog Entrepreneur donde enfatiza que se debe adoptar una actitud correcta en la vida.

Y entre las cosas que las personas emocionalmente inteligentes tienen cuidado de evitar a fin de mantenerse contentos, calmados y en control para aumentar la inteligencia emocional y el rendimiento, tenemos :

Suscríbete a nuestro boletín informativo




1. No permitir que nadie limite tu alegría

Cuando el sentido de satisfacción y placer derivan de compararse con los demás, ya uno no es el dueño de su propia felicidad.
Por eso es que las personas emocionalmente inteligentes se sienten bien acerca de algo que han hecho, nunca dejan que las opiniones o los logros de alguien los afecte.

Lo ideal es no compararse con los demás ni estar pendiente de lo que otras personas estén pensando o haciendo; hay que valorar nuestra autoestima.

2. No olvidar para alcanzar el éxito

Las personas inteligentes son rápidas en perdonar, pero eso no significa que olviden. El perdón requiere dejar de lado lo que ha pasado para que poder seguir adelante. Esto no significa que le vayas a dar a un malhechor otra oportunidad.

Por ello es que este tipo de personas inteligentes no están dispuestos a quedarse empantanados innecesariamente por los errores de los demás y siempre se protegen para un daño futuro.

3. No morir en la lucha

Las personas inteligentes saben lo importante que es vivir para luchar en el día a día. En los conflictos, las emociones sin control pueden hundirte y dejarte gravemente dañado.

Cuando lees y respondes a las emociones, uno es capaz de elegir sus batallas con sabiduría y solamente defender la posición cuando sea el momento adecuado.

4. No priorizarán la perfección

Las personas exitosas no tienen a la perfección como su objetivo, porque saben que no existe. Los seres humanos, por su propia naturaleza, no son infalibles.

Cuando la perfección es la meta, siempre uno queda con una sensación persistente de fracaso, y se termina gastando el tiempo lamentando lo que no se pudo lograr y lo que pudo haberse hecho de otra manera en lugar de disfrutar de lo que uno fue capaz de lograr.

5. No vivir del pasado

El fracaso puede erosionar la autoestima y hacer que sea difícil creer que se vayas a lograr un mejor resultado en el futuro. La mayoría de las veces, el fracaso resulta de la toma de riesgos y de tratar de lograr algo que no es fácil.

Las personas inteligentes saben que el éxito radica en su capacidad de elevarse del fracaso, y que no pueden hacer esto cuando están viviendo en el pasado.

Cualquier cosa que vale la pena lograr va a requerir que tomes algunos riesgos, y nadie puede permitir que el fracaso le impida creer en tu capacidad de tener éxito. Cuando vives en el pasado, eso es exactamente lo que pasa, y tu pasado se convierte en tu presente, que te impide seguir adelante.

6. No vivir entre problemas

Hay que saber que el lugar dónde uno concentra la atención determina el estado emocional. Al fijarse en los problemas que uno está afrontando, se crea y prolonga las emociones y el estrés, con un desempeño negativo.

Cuando uno de concentra en las acciones para mejorarse a sí mismo y sus circunstancias, se crea un sentido de eficacia personal que produce emociones positivas y mejora el rendimiento.

Las personas emocionalmente inteligentes no van a detenerse en problemas porque saben que son más eficaces cuando se centran en soluciones.

7. No tener gente negativa al alrededor

Los quejas son malas noticias en sí mismo, ya que se revuelcan en problemas y no logran concentrarse en las soluciones.
Por ello es que la gente a menudo se siente presionada a escuchar a los quejas porque no quieren ser vistos como crueles, pero hay una línea muy fina entre prestar un oído comprensivo y ser absorbido por su espiral emocional negativa.

8. No soportar los agravios

Las emociones negativas que vienen de mantener rencor son en realidad una respuesta del estrés. Y sólo pensar en el evento se envía al cuerpo una señal en modo de lucha o huida.

Y si cuando una amenaza es inminente, esta reacción es esencial para tu supervivencia, pero cuando una amenaza procede de una historia antigua, la generación de estrés causa estragos en el cuerpo y puede tener consecuencias devastadoras para la salud a largo plazo.

De hecho, varios estudios han demostrado que entrar en una situación de estrés contribuye a una presión arterial alta y a enfermedades del corazón.

9. No decir Sí a menos que sea necesario

Otras investigaciones muestran que ante una mayor dificultad para decir no, es más probable que se experimente estrés, sensación de estar quemado e incluso depresión. Decir que no es realmente un gran desafío para la mayoría de la gente.

Y es que “No” es una palabra poderosa a la que no debes tener miedo de manejar. Cuando es el momento de decir que no, las personas emocionalmente inteligentes evitan frases como “ no creo que pueda” o “no estoy seguro” .

De lo anteriormente enunciado, ¿crees que todo ello es parte del cambio de hábitos, de rutina y de mentalidad en nuestras vidas?

Vía: entrepreneur
Foto: wasanga

comments

Autor entrada: @Equipo Pymex M

Deja un comentario