Autogestión, un modelo donde cada uno es su propio jefe

trabajadores-comprometidos

Me imagino que alguna vez te ha ocurrido que te sientes acosado por tu jefe. Parece como si te tratara como un niño, que nos supieras guiarte en tu trabajo por cuenta propia, que todo te lo tienen que estar diciendo, en fin, prácticamente una máquina más de la empresa. Y, claro, después, los jefes relatan muy contentos que vienen aplicando estrategias de motivación con sus empleados. ¿Qué motivación puede sentir un empleado cuando hay alguien detrás que no lo deja ni respirar?

 

UN MODELO A SEGUIR: SEMCO

El brasileño Ricardo Semler heredó la empresa de su padre, Semco, siendo muy joven, a los 22 años exactamente. Como el poder lo puede todo, Semler se atrevió a ampliar la línea de negocio de su organización, y terminó comprando algunas empresas pequeñas. Su experimento terminó en todo un desastre e, incluso, pudo llevarlo a la muerte tras sufrir un infarto en el corazón.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Algo había fallado en su estrategia. Semler se percató que para que una organización crezca no es necesario hacerla más grande con más compañías subalternas o con más empleados. Lo único que se requería era que los empleados estuvieran felices con su trabajo, y así, lograr una mejor productividad. Pero, ¿cómo hacerlo? Semler empezó su nuevo ensayo haciendo algunos cambios:

  • Redujo los salarios más altos de los directivos e, inclusive, los dejó sin secretarias ni lugares de estacionamiento.
  • Las decisiones con respecto a la producción no se tomarían por los directivos, sino por comités creados dentro de la misma empresa. Ellos elegirían sus horarios, los colores de su lugar de trabajo, el método de producción a seguir, etc.
  • Todos los empleados, sin excepción, estaban obligados a participar en la gestión del negocio. Se establecían reuniones para que todos pudieran conocer los estados financieros de la empresa y las decisiones tácticas a tomar en el futuro.

Semco logró superar con éxito su crisis. Esta estrategia ramificada es lo que nosotros llamados autogestión.

 

¿QUÉ ES LA AUTOGESTIÓN?

Es la conocida gestión colectiva, en la que cada uno de los asociados está inmerso en la toma de decisiones de la organización. La autogestión, además, es una forma novedosa de romper los patrones capitalistas empresariales, puesto que el capital ya no posee el mayor valor en la organización, simplemente está a la par de la fuerza de trabajo.

A través de la autogestión, cada empleado es su propio jefe, él es quien debe rendir cuenta de sus logros y objetivos alcanzados ante los demás miembros de la organización. Son, en realidad, una especie de intraemprendedores, no responden ni se justifican ante nadie en especial, sino que su propio desempeño los lleva a posiciones de mayor jerarquía.

 

¿A DÓNDE NOS PUEDE LLEVAR LA AUTOGESTIÓN?

Este es un modelo aún en plena observación. Ya no es la satisfacción de los clientes ni de los dueños a lo que se apunta, se busca, en cambio, que los trabajadores sean los reales beneficiarios del modelo de negocio. La empresa india HCL Technologies define así su misión de negocio, por ejemplo: “Empleados primero, clientes segundo”. Hace unos pocos años, en el 2008, HCL Technologies fue reconocida por la prestigiosa revista Forbes como la empresa más innovadora del mundo.

La motivación es otro punto en cuestión. ¿Es posible que bajo los modelos anacrónicos de negocio, el personal continúe motivado? No es extraño que las encuestas de clima laboral en todo el mundo arrojen cifras realmente tenebrosas: más del 75% de los empleados les importa muy poco si su empresa crece o no. Por ello, la autogestión deja una lección valiosa: la motivación y el compromiso sólo se pueden lograr cuando el colaborador goza de la autonomía necesaria para realizar su trabajo.

¿Tu negocio apunta a la autogestión?

 

Vía: territoriocreativo.es / soda.ustadistancia.edu.com

Foto: diariolaventana.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario