Averigua aquí que tipo de emprendedor eres

emprendedores-famosos

¿Es que existen varias clases de emprendedores? Sí, y tal vez te encuentres dentro de una de las clasificaciones o quizás compartas las características de varios tipos de emprendedores. ¿Quieres averiguarlo?

Pues veamos si tu personalidad emprendedora encaja con alguna de estas 5 clasificaciones:

  1. El inspirador

En primer lugar tenemos al emprendedor al que no le interesa tanto el dinero como ser extremadamente popular. Por lo general, se trata de un emprendedor comprometido con causas sociales, económicas y medioambientales. Es más, trata de orientar su línea de negocio hacia dichas causas.

Lee también: Los emprendedores de éxito resaltan por estas 8 características

El emprendedor inspirador se caracteriza por estar a la orden del día en cuanto a tecnología, planificar todo en su agenda, hacer mucho dinero con su empresa y estar en la búsqueda constante de cambiar su entorno o el mundo entero. Una muestra de esta clase de emprendedor nos lo da la fundadora de The Body Shop, Anita Roddick.

  1. El innovador

Tampoco parece interesarle mucho el dinero, la popularidad ni mucho menos le interesa cambiar el mundo. Este emprendedor desea que sus ideas se hagan conocidas por todos. Si sus ideas son compartidas por una mayor cantidad de gente, él se siente realizado.

Este emprendedor muestra un afán por soltar ideas y más ideas, que le surgen mientras va caminando por la calle, mientras almuerza o hasta cuando duerme. Además, le encanta tener el control sobre todo su negocio, pero sin perder la noción de delegar las tareas para las que no se siente competente. Después de todo, él considera que su mayor capacidad está en el pensar. Un ejemplo lo tenemos en la figura de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

  1. El oportunista

Es el típico emprendedor al que todos ven desde fuera como el tipo “con buen ojo para los negocios”. En realidad, un oportunista por lo general no tiene una materia en especial sobre el que gustaría hacer negocio, sino que como los depredadores, observa el panorama y capta a su presa. Hoy pueden estar en el negocio de los bienes raíces, como mañana en el de la comida.

Como ya lo puedes haber supuesto gozan de un sentido común mayor al de cualquier persona, además, gustan de informarse de todo lo que tengan que ver con negocios (las secciones de Economía y Negocios son sus preferidos en los diarios), y prefieren aplicar viejas estrategias de negocio en lugar de innovar. Richard Branson, el magnate detrás del Virgin Group, es la mejor muestra de esta clase de emprendedor.

  1. El todólogo

Este emprendedor es la antítesis del innovador. Mientras el innovador dedica gran parte de su tiempo a pensar en nuevas cosas para su negocio (o en nuevos negocios), el todólogo busca meterse en cada aspecto de su negocio, pues se considera extremadamente competente en todos los campos. Gozan, por así decirlo, de un ego por encima del promedio.

Su personalidad trasluce cómo es su negocio. No admite la posibilidad de crear empresa sin riesgo de por medio. Por supuesto, mientras él se enfrente a ese riesgo, y no sus empleados, todo irá viento en popa. Son poco llanos a solicitar ayuda, y siempre piensan que existe una buena página en Google o un libro que les dé las respuestas que buscan. Jeffe Bezos, fundador de Amazon, es uno de los tantos emprendedores todólogos sembrados en el mundo.

Te puede interesar: Las 10 cualidades de un emprendedor exitoso

  1. El emprendedor serial

Éste es el emprendedor más peligroso de todos. No puede permanecer un minuto sin pensar o hablar de nuevas ideas de negocio. Es más, hasta diríamos que siente un placer extremo por el estrés de estar haciendo y deshaciendo negocios.

Por supuesto que hablamos de un líder natural, que no duda un solo instante en reinvertir lo ganado en sus nuevos sueños empresariales. Es un emprendedor que busca obtener el reconocimiento de la sociedad, a la par, de estar en competencia eterna con otros emprendedores y consigo mismo. Si repasamos la vida del inventor Thomas Edison, lograremos percatarnos que era la figura exacta de esta clase de emprendedor.

Y tú, ¿qué clase de emprendedor eres?

Vía: entrepreneur.com
Foto: bizjournals.com